Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Ahora puedes jugar al primer Diablo desde tu navegador

8.6K
Save
Captura de pantalla: Diablo (GOG)

¡La santidad de este lugar ha sido contaminada!

Lanzado en 1996, Diablo original nunca ha recibido tanta atención como sus sucesores. Esa es una de las razones por las que un grupo de programadores se encargó de realizar ingeniería inversa del código fuente del juego para que otros puedan transferirlo a los navegadores web.

Advertisement

El esfuerzo para reconstruir el código fuente de Diablo comenzó el año pasado, encabezado por un programador llamado GalaXyHaXz, como parte de un proyecto para fans de Diablo llamado Devilution. “Con el fin de garantizar que todo se conserve, Devilution mantiene todo como se diseñó originalmente”, escribe el equipo de Devilution en Github. “Esto supone tener los bugs y el código mal escrito del juego original. Con eso, sirve como base para que los desarrolladores trabajen, lo que hace que sea mucho más fácil que antes actualizar, arreglar y portar el juego a otras plataformas”.

Eso hizo posible que un grupo de mods llamado Rivsoft hiciera el título jugable para cualquiera con un navegador web en diablo.rivsoft.net. Proporciona un enlace para descargar el código fuente del grupo Devilution, que luego puedes arrastrar y soltar en la pantalla para comenzar a jugar la versión shareware del juego. Llamado Diablo Spawn, era la parte del juego que podías jugar sin tener el CD insertado e incluye las dos primeras partes de la mazmorra como clase guerrera.

Si tienes una copia real de Diablo, puedes arrastrar y soltar el archivo DIABDAT.MPQ desde la carpeta instalada del juego para comenzar a jugar esa versión del juego en el navegador. El Diablo original tiene un aspecto un poco arcaico más de dos décadas después, pero todavía tiene un ritmo satisfactorio, especialmente cada vez que destrozas los huesos de un esqueleto tronando al utilizar tu espada.

Advertisement

Tener Diablo jugable en un navegador web también lo hace perfecto para breves descansos en el trabajo o la escuela. Simplemente no olvides tener Alt + F4 listo.

Share This Story