Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Elon Musk ofrece $5000 a un adolescente para que deje de publicar en Twitter dónde está su jet privado

Pero el joven rechazó la oferta y le pidió 50.000 o un trabajo

We may earn a commission from links on this page.
Imagen para el artículo titulado Elon Musk ofrece $5000 a un adolescente para que deje de publicar en Twitter dónde está su jet privado
Foto: Jae C. Hong (AP)

@ElonJet, una cuenta de Twitter que rastrea los movimientos del avión privado de Elon Musk, se ha convertido en un “problema de seguridad” para el empresario y su familia, según expresó el propio Musk en un tuit. Lo que no sabíamos era que el CEO de Tesla había abordado personalmente al creador de la cuenta para comprársela. Algo que, meses más tarde, aún no ha conseguido.

Según un reportaje de Protocol, Musk abordó al creador de la cuenta el otoño pasado con un mensaje nocturno: “¿puedes cerrar esto?, es un riesgo de seguridad”. El creador de la cuenta, Jack Sweeney, de 19 años, le respondió:

Sí puedo, pero te costará un Model 3. Es broma. O tal vez no.

@ElonJet es solo una de las 15 cuentas de seguimiento de vuelos administradas por Sweeney. Hay una de Bill Gates, otra de Jeff Bezos y otra que rastrea los aviones de SpaceX. Pero con 120.000 seguidores, la de Elon es la más popular.

Advertisement

Según Protocol, Musk preguntó a Sweeney cuánto dinero ganaba con las cuentas, y el estudiante contestó que menos de 20 dólares al mes. Entonces el hombre más rico del mundo le ofreció 5000 dólares por eliminar @ElonJet:

No me gusta la idea de que un loco me dispare.

Pero Sweeney rechazó la oferta y le pidió 50.000. “Sería una gran ayuda para la universidad y posiblemente me permitiría comprar un coche, tal vez incluso un Model 3”, le dijo. Más tarde cambió de opinión y dijo que preferiría trabajar de becario en una de las empresas de Musk en lugar de un pago por la cuenta.

Advertisement

Musk dejó el último mensaje de Sweeney sin leer, pero antes le preguntó de dónde sacaba los datos de vuelo de su jet privado. Al igual que muchas aplicaciones de seguimiento de vuelos, como Flightradar24 y Flightaware, los bots de Sweeney usan la información pública del sistema ADS-B con el que todos los aviones informan de su ubicación mediante GPS y un transpondedor.

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos permite ocultar ciertos datos identificativos apuntando los aviones a la lista LADD, pero alguien con experiencia como Sweeney puede localizar fácilmente un jet conocido y determinar cuándo despega y aterriza con datos como su altitud. El padre de Sweeney trabaja en la industria aerocomercial, y el joven lleva rastreando aviones por diversión desde que era un niño.