En 1977, la caja vacía con una promesa para una juguete de Star Wars arrasó en el mercado.
Photo: Negative Space (Pexels)

Cuando la primera película de Star Wars se estrenó en mayo de 1977, nadie sabía qué esperar. Hasta 20th Century Fox, el estudio de cine que apostó por la película, creía que simplemente iba a ser otra película de ciencia ficción. Por lo tanto, cuando Star Wars: Una nueva esperanza arrasó en las taquillas, Kenner, el fabricante de juguetes que había acordado sacar mercancía para la película, tenía un problema.

Kenner no quería lanzar una línea de juguetes para una película que posiblemente fuera un fracaso en cines, así que decidió no fabricar juguetes de inmediato. El fabricante no pudo imaginarse el éxito que tendría Star Wars y tampoco la repentina demanda para juguetes de la película. Aparte de eso, solo faltaban unos meses para Navidad, y Kenner sabía que era imposible tener los juguetes listos a tiempo.

El fabricante no quer√≠a perder la oportunidad de vender en Navidad, y necesitaba actuar de forma r√°pida. Un ejecutivo de Kenner llamado Bernard Loomis decidi√≥ improvisar y crear algo que la empresa podr√≠a fabricar en poco tiempo y que se podr√≠a regalar en Navidad: una promesa de la compa√Ī√≠a para recibir unos juguetes en el futuro pr√≥ximo.

La promesa consistía en un sobre de cartón delgado que se podría comprar en la tienda de juguetes por $7.99. El sobre se podría convertir en un cartel de Star Wars que mostraba los 12 juguetes de plástico que Kenner tenía planeado lanzar. También contenía unas pegatinas y una tarjeta de socio para el club de Star Wars.

Advertisement

Adem√°s, el sobre conten√≠a un certificado en la cual la empresa promet√≠a que el destinatario recibir√≠a los primeros cuatro juguetes ‚Äď Luke Skywalker, la Princesa Leia, R2-D2 y Chewbacca ‚Äď en su casa entre febrero y junio de 1978.

Kenner fabric√≥ 500.000 de estos packs para Navidad aquel a√Īo. La idea de la compa√Ī√≠a se empez√≥ a referir coloquialmente como la campa√Īa de la ‚Äúcaja vac√≠a‚ÄĚ, ya que en realidad no conten√≠a nada substancial.

El pack de Star Wars de Kenner.
Photo: Good Morning America (Twitter)

Advertisement

Actualmente, los packs originales valen muchísimo más de $7.99. Es normal que se venden por entre $4.000 y $8.000. Naturalmente, Kenner nunca subestimó el poder de la mercancía de Star Wars otra vez. Entre 1978 y 1985, el fabricante lanzó más de 100 juguetes de plástico de Star Wars.

El √©xito de los juguetes asombr√≥ a George Lucas, el creador de la saga. De acuerdo con Chris Taylor, autor del libro How Star Wars Conquered the Universe, Lucas pens√≥ que el √ļnico producto que podr√≠a salir de las pel√≠culas era un frasco para galletas hecho en la imagen de R2-D2.

Advertisement

Sin embargo, los ingresos de los juguetes, cuyos derechos pertenecían a Lucas, ayudaron a financiar la siguiente película en la saga: El imperio contraataca. Sin ellos, quién sabe si la saga sería lo que todos conocemos hoy en día.

[Mental Floss]