Dos tipos se acercan en la oscuridad de la noche a las inmediaciones donde se encuentra aparcado un coche de lujo, presumiblemente frente a la casa de su due√Īo. En apenas 90 segundos, los ladrones logran hackear el sistema del BMW y hacerse con el autom√≥vil.

No es la primera vez que vemos una secuencia parecida. El a√Īo pasado una pareja de hackers utiliz√≥ el mismo m√©todo para llevarse un Mercedes. Como vemos a trav√©s de las c√°maras de seguridad de la vivienda, la t√©cnica consiste en aprovechar una vulnerabilidad del sistema de arranque sin llave de los veh√≠culos m√°s modernos para desbloquear las puertas del coche y arrancar el motor repitiendo la se√Īal de la llave inal√°mbrica del propietario, que se encontraba en el interior de la casa.

Advertisement

Por esa raz√≥n vemos a uno de los dos acercarse con una maleta a la casa. En su interior tiene un dispositivo que puede programarse para enviar se√Īales de radiofrecuencia a trav√©s de las paredes. De esta forma, cada ladr√≥n tiene un relevador, el primero se coloca cerca de la casa para recoger la se√Īal de la llave inal√°mbrica del coche y la transmite al segundo relevador, que ha de colocarse cerca del veh√≠culo.

En este caso lo lograron en apenas 90 segundos. Por cierto, el propietario contó a la policía que tenía la llave inalámbrica muy cerca de la salida de la vivienda, lo que probablemente ayudó a los ladrones. [Digg]