Solo unas horas después de que se filtrara la primera imagen del móvil, Samsung ha confirmado oficialmente su existencia. Como adelantado, se llama Galaxy Round, tiene una pantalla OLED curvada de 5,7 pulgadas (igual que el Note 3) y de momento solo saldrá a la venta en Corea del Sur.

Advertisement

El teléfono cuenta con pantalla Full HD de resolución 1920×1080 píxeles, un procesador Qualcomm Snapdragon 800 de cuatro núcleos a 2,3 GHz, 3GB de RAM, 32 GB de almacenamiento y una potente batería de 2.800 mAh (inferior a la del Note 3). La parte trasera está cubierta de piel. Es muy fino (7,9 mm) y pesa solo 154 gramos. Lo puedes ver en este vídeo:

La pregunta importante es ¿por qué una pantalla curvada? Samsung de momento no da muchos detalles. Salvo por el hecho de ser el primero en lanzar a la venta un teléfono de pantalla curvada, no quedan muy claras las ventajas de una pantalla curva sobre una convencional. ¿Mejor adaptación a la anatomía de la mano? ¿Más cómodo para llevar en el bolsillo? ¿Mejor calidad de imagen para ver vídeos o para utilizarlo a plena luz del día? Eso parece.

Advertisement

Hay algunas funciones nuevas curiosas que puedes ver en el breve vídeo, como el encendido de la pantalla con solo balancear el móvil sobre una superficie, algo que Samsung llama Roll Effect. ¿Útil? Más bien curioso. El móvil saldrá mañana jueves a la venta en Corea del Sur por unos 1.000 dólares al cambio. ¿Lo veremos a nivel internacional? [Samsung Tomorrow]

Advertisement

Debajo, una comparación en vídeo del Galaxy Note 3 y el nuevo Galaxy Round curvado: