Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Esta es la primera imagen de un retrete en la historia de Star Wars (y por supuesto vamos a analizarla)

Foto: Disney

Star Wars tiene muchos misterios. Está la identidad de aquel Stormtroper que se pegó un cabezazo con una puerta. También está aquella heladera en Bespin, pero pocos misterios han sido tan persistentes como los retretes. Ya sabemos como plantan pinos en el espacio, y lo sabemos gracias a The Mandalorian.

La nueva serie de Star Wars para Disney+ nos ha regalado la primera imagen explícita de un retrete en la historia de Star Wars. Sí, todo lo que habíamos tenido hasta ahora eran indicios, comentarios hechos de pasada sobre visitar algo llamado Tubo Vacc (Vacc Tube). En la serie Rebels hay un momento en el que el agente Kallus va al baño, pero ni siquiera hay un consenso a la hora de referirse a esa actividad tan cotidiana o al lugar en el que se realiza. En Star Wars: The Last Jedi, sabemos que BB-8 se esconde en los lavabos de la nave en la que van Finn y Rose Tico para acompañarlos en su viaje a Canto Bright, pero no hay ninguna toma que muestre los citados lavabos.

Advertisement

De hecho, sabemos que el Halcón Milenario tiene lavabos, y lo sabemos porque en el plano oficial de la Nave hay una estancia llamada “The Head”. Ese es el nombre con el que los marineros se han referido a los retretes de un barco durante siglos. El origen del nombre se remonta a la época de los antiguos barcos de vela, donde los retretes de la tripulación eran simples agujeros con vistas al mar que a menudo solían estar en la proa (the head) del barco.

El baño (The Head) es esa pequeña habitación justo a la derecha de la salida de la cabina de los pilotos.
Imagen: Lucasfilm (Quora)

Pero ni siquiera el plano del carguero ligero corelliano YT-1300 más famoso nos da la más mínima pista sobre cómo es el interior de ese baño. Durante 40 años, Star Wars ha mantenido un inopinado silencio sobre las actividades gastrointestinales de rebeldes e imperiales. Ha tenido que ser The Mandalorian la que nos saque de esa duda existencial. Damas y caballeros... así hacen caca en esa galaxia muy muy lejana:

Foto: Disney
Advertisement

No se trata de un retrete cualquiera. Se trata de un trono espacial, la estancia es el lavabo de la Razor Crest, la nave del protagonista de la serie. La escena tiene lugar cuando el cazarrecompensas permite a un extraterrestre de raza Mythrol usar el retrete tras una conversación en la que el prisionero le explica que no es buena idea dejar que “vacíe su tórax” en un espacio no acondicionado para ello.

A primera vista todo parece bastante familiar. Nuestro compañero Jason Torchinsky se ha tomado la libertad de ampliar la imagen y numerar sus elementos en un intento de diseccionar el hasta ahora tan secreto proceso de cagar a bordo de una nave de Star Wars.

Advertisement

Tras observar detenidamente estos accesorios, creo que los números 1 al 4 están diseñados principalmente para desechos líquidos. Son más pequeños y parecen tener una forma general de embudo que parece pensada para adaptarse a una variedad de órganos de eyección de desechos líquidos. Tienen un tamaño generoso para acomodarse a una buena variedad de... ejem... diseños.

El número 5 sospecho que es para seres que tienen un tipo de desecho semisólido. Puedo imaginar fácilmente que existan tipos de extraterrestres que expulsan sus desperdicios en forma de una especie de sopa, y ese gran recolector con forma de cubo probablemente funcione muy bien para eso.

Para los seres humanos, la unidad central similar a un inodoro es bastante obvia y probablemente funcione para la mayoría de humanoides que expulsen desechos a través de algún orificio del área pélvica. El número 7 se parece a otro recolector de residuos semisólidos de gran diámetro, y el 9 parece ser algo que se ajusta perfectamente, con su bisel con aspecto de goma, sobre algún orificio oblongo o, posiblemente, alrededor de algún órgano de aproximadamente las dimensiones de Ese agujero rectangular.

El número 10 es interesante, ya que creo que está diseñado para insertarse en algún orificio tipo cloaca. En este caso los desechos se aspiran al vacío a través de una serie de perforaciones alrededor del eje similar a un vibrador.

Finalmente está el 11, que tiene su extremo abierto frente a nosotros, y cuyo extremo parece estar rodeado de cerdas gruesas, como cepillos. Puedo imaginar una serie de opciones aquí: podría rodear algún órgano, y las cerdas ayudan a sellar o estimular el órgano hasta su estado óptimo de liberación. Tal vez haya un anillo similar de excrecencias biológicas como cerdas que se entrelacen con las cerdas del instrumento y ayuden a sellar el conducto para que cualquier desperdicio sea expulsado de manera conveniente.

Advertisement

Puedo imaginarme al equipo de efectos visuales de The Mandalorian visitando una ferretería y seleccionando todo tipo de tubos y accesorios raros para decorar la estancia. Sea lo que sea que eligieron, hicieron un tamaño formidable. No quiero ser yo el encargado de limpiar esa estancia, pero debo felicitar al que lo hace, porque está inmaculada.

Share This Story

About the author

Carlos Zahumenszky

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: BA3C91077C1CF6A7C6133D7CD3C89018CB814014PGP Key