Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Esta es la razón por la que es mejor llevar repelente para osos si corres por un parque natural

Evan Matthews salió a correr por el Parque Nacional Grand Teton, en Wyoming. El deportista conoce bien la zona, y por eso nunca sale a correr sin spray repelente para osos. Aunque en esta ocasión no tuvo que usarlo, este vídeo demuestra por qué es mejor llevar uno.

Advertisement

El vídeo está grabado por el propio Matthews con una cámara de acción. En el comenta que llegado un punto de su recorrido se dio cuenta de que un oso negro lo estaba vigilando entre los árboles. En el vídeo se ve marrón, pero es porque se trata de un ejemplar joven que pasa lo que se conoce como su “fase canela”.

Mientras hablaba, el animal comenzó a acercarse peligrosamente. Por fortuna el corredor reaccionó como debe hacerse en estos casos, retrocediendo despacio y hablando en voz alta para tratar de “explicar” al oso que lo que tiene delante es un ser humano y no una de sus presas habituales. Matthews explica que en estos casos correr es contraproducente porque nos identifica automáticamente como presa. Lo que hay que hacer es plantarse y hablar en voz alta o gritar para que dude y detenga su carga. Entonces se puede comenzar a retroceder lentamente sin dejar de mantener el contacto visual.

Los osos no suelen cazar seres humanos, pero tampoco desechan la idea si tienen mucha hambre, y este parecía ser el caso teniendo en cuenta que la primavera ha empezado y los osos salen de sus cuevas con un estreñimiento y un hambre feroces. En estos casos tumbarse y simular estar muerto tampoco sirve porque lo que estamos ofreciendo al oso es precisamente un almuerzo fácil. Hacerse el muerto suele ser útil cuando lo que nos ataca es una osa con cachorros que nos interpreta como una amenaza para sus crías.

Matthews tarda un buen rato en disuadir al oso. La persecución, aunque no especialmente rápida, es angustiosa y se prolonga durante unos cuantos minutos hasta que el oso pierde interés en Matthews y este puede continuar su camino.

El deportista explica que tuvo su spray de repelente para osos en la mano desde que avistó al animal, pero nunca se acercó lo suficiente como para tener que usarlo. Los sprays repelentes para osos funcionan a menos de 15 metros, pero su máximo efecto es a muy corta distancia. Lo que hacen es diseminar una densa nube de extractos de capsicum (literalmente, pimientos picantes), que interfiere con la capacidad del oso para ver y olfatear, incapacitándolo durante unos escasos minutos sin dañarlo para que la persona tenga tiempo de huir. [Viralhog vía Rumble]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.