Las impresoras 3D están ya en casi todas partes salvo donde a muchos nos gustaría: en el hogar. El precio ha sido el principal problema. Ahora, un nuevo proyecto quiere acabar con esa barrera. Por 299 dólares, la iBox Nano promete ser la impresora 3D más barata y también pequeña del mercado (10,1 x 7,6 x 20,3 centímetros). Además, utiliza resinas en lugar de plásticos, lo que hace los consumibles más baratos (y menos tóxicos).

La impresora de momento solo se puede comprar a través de su página de Kickstarter, por lo que aplica toda la letra pequeña de posibles retrasos o cancelaciones, aunque está cerca de conseguir su objetivo de financiación (300.000 dólares, lleva más de 200.000, y aún le que queda dos semanas). Lo malo: solo se podrá recibir si estás en EE.UU. De todas formas, es interesante porque marca el camino de lo que viene: impresoras 3D asequibles de verdad (por debajo de los 300/200 dólares/euros) y pequeñas para utilizar en casa.

El precio corriente de la iBox Nano es de 299 dólares, aunque sacaron ofertas de lanzamiento por menos, pero eso es lo que costaría si en el 2015 logran comenzar a producir más allá de Kickstarter. Utilizando resinas en lugar de plásticos es posible crear objetos con una gran precisión y de escaso tamaño, ideal para fabricar piezas y engranajes de mecanismos, figuras decorativas o piezas de juguetes más grandes.

Advertisement

Puedes verla debajo en acción:

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)