En una pelea entre un caimán y una familia de nutrias, ¿por quién apostarías? La lógica indica que el caimán tiene las de ganar, pero no cuando las nutrias tienen que proteger a sus cachorros. Este caimán paga el error con su vida. Sí, las nutrias lo matan a mordisco limpio.

La acción tiene lugar en plena selva amazónica peruana y nos llega gracias a las cámaras de BBC Earth, que estaban precisamente grabando la vida de una familia de nutrias gigantes. La nutria gigante del Amazonas no es un peluchito precisamente. Es el más grande de la familia de los mustélidos. Los ejemplares adultos pueden llegar a medir 170 cm, aunque 70 de ellos corresponden a la cola. Con todo, su peso oscila entre los 22 y 32 kilos.

Su tamaño y fortaleza física les permite sobrvivir en el entorno de la selva amazónica, donde tienen que convivir con jaguares, caimanes y anacondas. Una sola nutria es presa fácil, pero una familia de ellas puede ser mortal. El caimán del vídeo lo descubre demasiado tarde. El reptil se acerca a los cachorros y estos comienzan a hostigarle. Cuando el caimán ataca a uno de ellos el resto de la manada se abalanza sobre él y lo inmoviliza subiéndose a su espalda mientras le van asestando dentelladas en la cabeza y el cuello. El caimán se retira, herido de muerte, pero las nutrias tampoco han salido muy bien paradas. Dos de los cachorros no sobrevivieron al encuentro. [vía BBC Earth]