Photo: Lockheed Martin

El próximo paso de la NASA y Rocosmos es construir una estación espacial en órbita alrededor de la Luna. Esa estación se llama Deep Space Gateway, y necesitará de módulos que permitan a los astronautas aterrizar en el satélite y volver a subir. Esta es la propuesta de Lockheed Martin para esa cápsula.

El dise√Īo es a√ļn muy preliminar, pero la compa√Ī√≠a estima un veh√≠culo capaz de llevar cuatro tripulantes y unos 900 kilos de carga a la superficie Lunar en misiones que durar√°n como m√°ximo dos semanas. Despu√©s, la c√°psula regresar√° de nuevo a √≥rbita para ensamblarse a la Deep Space Gateway. La estaci√≥n est√° concebida como una versi√≥n modernizada de la Estaci√≥n Espacial Internacional y contar√° con m√≥dulos tanto estadounidenses como rusos.

Photo: Lockheed Martin

Lockheed Martin ni siquiera tiene garantizado que la NASA elija su dise√Īo. La agencia ha puesto en marcha un programa llamado Commercial Lunar Payload Services en el que pide a compa√Ī√≠as privadas que propongan veh√≠culos de carga y pasajeros para conectar la Luna y la estaci√≥n. El de Lockheed Martin es simplemente el primero en llegar.

Advertisement

A√ļn tendremos que esperar unos a√Īos para ver estas maravillas. Tanto la c√°psula de aterrizaje como los m√≥dulos de la nueva estaci√≥n dependen de que se complete el nuevo cohete SLS de la NASA y su primer vuelo no est√° previsto hasta 202o. Se prev√© que las primeras piezas de la estaci√≥n comiencen a viajar hacia la √≥rbita lunar en 2022, y los primeros tripulantes humanos lleguen all√≠ en 2024. [v√≠a Popular Mechanics]