Varios medios han estado discutiendo sobre un extraño objeto espacial, que puede ser un planeta... o no. Nuevas mediciones muestran que lo que se pensaba que era una enana marrón (una “estrella fallida” que es demasiado pequeña para generar una fusión nuclear, pero que es demasiado grande para ser un planeta) podría en realidad tratarse de un planeta. Pero esta no es la parte más extraña de esta historia.

Recientemente, los científicos volvieron a fijarse en cuatro enanas marrones cercana y también en este extraño objeto, que se encuentra a solo 20 años luz de la Tierra. La nueva observación demostró que está justo en el límite entre un planeta y una enana marrón. Hasta ahí parece solo una curiosidad, pero mucho más desconcertante es cómo esos cinco objetos obtuvieron sus intensos campos magnéticos.

Advertisement

Las enanas marrones son objetos redondos y misteriosos que flotan en el espacio y que tienen más de 13 veces la masa de Júpiter, lo que significa que son demasiado grandes para ser considerados como planetas. Hace poco los científicos utilizaron el observatorio Karl G. Jansky Very Large Array, que se encuentra en Nuevo México, para observar cuatro enanas marrones y también a esta especie de híbrido de planeta marrón enano recientemente propuesto, cada una durante siete horas . Las emisiones de radio indicaban que podían tener un campo magnético con una intensidad casi 200 veces mayor que la de Júpiter, que ya de por sí es mucho más fuerte que la de la Tierra.

Es aquí donde llegamos al quid de la cuestión.

“Encontramos que la edad, la masa y la temperatura juntas no pueden explicar los fuertes campos magnéticos producidos por los objetos que hemos analizado”, escribieron los científicos dirigidos por Melodie Kao, investigadora de la Universidad Estatal de Arizona, en un documento publicado en el Astrophysical Journal Supplement Series.

Advertisement

Sus observaciones sugieren que estos objetos podrían estar generando esos campos magnéticos de una forma muy curiosa: girando a mucha velocidad.

Las observaciones que hicieron del campo magnético ya eran interesantes por si solas, pero el estudio cuenta más detalles sobre el extraño caso de ese quinto objeto, SIMP J01365663+0933473, también conocido simplemente como SIMP0136. Los datos sugieren que el objeto podría tener solo 12,7 veces la masa de Júpiter, lo que significa que podría ser un exoplaneta errante, en lugar de una enana marrón. Los astrónomos generalmente consideran que un cuerpo con aproximadamente 13 veces la masa de Júpiter es el límite superior después del cual un cuerpo espacial ya no se considera un planeta.

Este nuevo cálculo haría que el objeto sea el primer exoplaneta detectado por emisiones de radio.

Advertisement

Sin embargo, ese límite superior, lo que determina si algo es o no un “planeta”, genera controversia. Un objeto de más de 13 veces la masa de Júpiter tiene la suficiente masa como para que los isótopos de hidrógeno más pesados ​​sufran una fusión nuclear. Pero un científico afirmó que 10 masas de Júpiter deberían ser el punto diferencial, y muchos otros aprobaron su teoría. Ahora la idea de los científicos es clasificar los planetas y las estrellas en función de cómo se formaron: ¿lo hicieron mientras orbitaban alrededor de algo (un planeta) o solos en una nube de polvo (una estrella)?

Hay muchas cosas extrañas en nuestro vecindario estelar, y las enanas marrones continuarán —de momento— desafiando la definición de “planeta” de los científicos.

En cuanto al universo, hará lo que tenga que hacer. Y le seguirán dando igual nuestras definiciones humanas.