Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Este vídeo es un buen recordatorio de por qué nunca deberías intentar acariciar a un jabalí

No son los animales entrañables que has visto en El rey León

We may earn a commission from links on this page.

Por mucho que nos haya hecho creer Disney con El rey León, los facóqueros no son unos animales rosados y entrañables. Tienen mala leche. Mucha. Así que, si te topas de frente con uno, no se te ocurra ir a acariciarlo como hizo este hombre, porque lo más probable es que salgas mal parado.

“Hola, chico” dice alegre el protagonista del vídeo mientras un enorme facóquero se acerca lentamente hacia él. “Me pregunto si se le podrá acariciar” continúa diciendo a una mujer que se encuentra con él fuera de plano. “No lo hagas”, responde ella. Para cuando el hombre se dio cuenta de su error, ya era demasiado tarde: el jabalí se había abalanzado sobre él.

Por muy alegres y tranquilos que parezcan, los facóqueros o jabalís verrugosos, no dudarán en atacar si se encuentran acorralados o ante un posible peligro. Estos animales pueden llegar a pesar hasta 160 kg, y en caso de que una embestida de un animal con ese peso no te parezca lo suficientemente peligrosa, recuerda que también tienen unos colmillos que pueden alcanzar los 60 cm de longitud. Lo más probable si te topas con uno es que decida huir en la dirección opuesta, pero si por algún casual prefiere ir hacia ti, créeme, no querrás estar delante.

Advertisement

Tampoco es la primera vez que vemos una situación parecida. Hace apenas un par de semanas veíamos como un par de ciclistas trataban de rescatar a un jabalí de un rio. Aunque hay que reconocer su intención era buena, el resultado fue el mismo: revolcón y un buen susto para el cuerpo.

Ahora que hemos aprendido la lección, repite conmigo: No debo tratar de acariciar a animales salvajes. No debo tratar de acariciar a animales salvajes. No debo de...

Advertisement

[Vía: Digg]