El youtuber y estrella danesa, Chili Klaus, se ha hecho famoso por desafiar al público a tomar algunos de los chiles más picantes del mundo mientras los filma. Klaus subió la apuesta por Navidad. ¿Qué ocurriría si le da a un coro de niños el chile más potente del planeta y luego cantan?

Ocurrió con los Herning Boys Choir de Dinamarca, un coro de jóvenes que aceptó el desafío de Klaus. Para ello, el youtuber le dio a cada uno de los miembros un pimiento super picante, aunque no todos iguales. Algunos picaban más que otros, e incluso había Naga jolokia, el chile más fuerte del planeta, aunque en este caso reservado sólo para los mayores (los chicos del coro situados detrás).

El resultado es más o menos el esperado. Al comienzo del vídeo se aprecia lo bien que canta el coro. Luego paran, ingieren el picante, y comienzan el villancico O Come, All Ye Faithful. En muy poco tiempo comienza el caos: lloros, mareos y picores en el cuerpo. Lo cierto es que algunos críos se ve que lo pasan realmente mal.

Advertisement

Por cierto, al final salen todos corriendo fuera del plano. La razón es sencilla: tenían un vaso de leche esperando para pasar el “mal trago”. [Independent]