Aterrizar sobre un barco no es en absoluto f√°cil, y menos a√ļn si hay tormenta, pero hasta los peores vientos palidecen en comparaci√≥n al terror que supone aterrizar de noche. Esto es lo que ve (o m√°s bien lo que no ve) un piloto de F-18 aterrizando en plena noche.

El v√≠deo fue grabado por el Teniente Zachary Huff, miembro del escuadr√≥n de combate 37, conocidos como los Raging Bulls. Huff y sus compa√Īeros sirven a bordo del portaaviones H. W. Bush y para ellos aterrizar en condiciones como estas es el pan de cada d√≠a.

Es cierto que maniobras como esta confían mucho en sistemas de guía electrónica, pero eso no hace que el panorama de perder altitud sobre un océanos de oscuridad (literalmente) mientras apuntamos a un débil punto de luz en el horizonte no sea menos impresionante. [wcolby vía Digg]