A los japoneses más jóvenes les encanta celebrar Halloween, pero no todas sus fiestas son un desfase como la que acabó con 13 detenidos en Shibuya. En el evento 地味なハロウィン (“Halloween sobrio”) los disfraces lujosos están prohibidos y lo que triunfa son cosplays de situaciones cotidianas.

Aquí tienes 13 disfraces que fueron un éxito con un presupuesto mínimo:

Advertisement

“Persona a la que acaban de sacar sangre y ahora no puede hacer nada”.

Arriba: “típica modelo de una web de ropa coreana barata”. Abajo: “youtubers pidiendo disculpas por algo que hicieron mal”.

Advertisement

Arriba: “pareja volviendo a casa tras una cirugía láser en los ojos”. Abajo: “aprendiz de peluquería que ha cortado demasiado y clienta que se ha quedado en shock”.

Advertisement

Arriba: “maniquí de Uniqlo”. Abajo: “persona que llega al aeropuerto de Tokio y siente un poco de frío”.

Arriba: “turista que compró un souvenir demasiado pronto y ahora tiene que llevarlo consigo”. Abajo: “persona que fue a buscar dos vasos de agua en un comedor abarrotado y ahora no encuentra dónde sentarse”.

Advertisement

Arriba: “persona que pidió udon al curry para comer”. Abajo: “extranjero que compró accidentalmente golosinas para perros en lugar de snacks”.

Advertisement

Arriba: “el siguiente cliente de la frase ‘siguiente cliente, por favor’”. Abajo: “la chica de un anuncio de lavado nasal”.


Si te has quedado con ganas de más, aquí tienes algunos de los ganadores de ediciones anteriores:

Advertisement

“Actor de veintitantos al que le han dado un papel de estudiante de secundaria”.

Advertisement

“Persona que se derramó el café encima”.

“Persona que no es consciente de que lleva la mochila abierta”.

Advertisement

“Algún tipo de asiática trabajando en un sushi bar estadounidense”.

“Personal temporal de seguridad protegiendo una puerta”.

Advertisement

“Persona a la que le encanta desayunar en los hoteles”.

[Daily Portal Z vía Mulboyne]