Estoy empezando a ver con otros ojos el Galaxy Fold después de haberlo probado

10.4K
20
Save

El Galaxy Fold es la viva representación de más de ocho años de diseño, ingeniería y una tecnología completamente nueva, empleados solo para fabricar un teléfono con una pantalla flexible que funcione. Estamos hablando de nuevos adhesivos maleables y complejos polímeros que han sido preparados específicamente para poder manejar una pantalla flexible. Y ahora, después de meses de burlas, finalmente he tenido la oportunidad de probar uno en persona. Y a pesar de su precio de casi $2.000, el Galaxy Fold es una prueba de que todo esto de los teléfonos flexibles podría ser más que una moda.

Una vez que lo sostienes, el Galaxy Fold da la sensación de estar bastante conseguido. Hace una especie de clic muy satisfactorio cada vez que cierras el teléfono. Pero la otra cosa que llama la atención antes de abrir el teléfono es la longitud que tiene el Galaxy Fold.

Advertisement

Puedes usar la pantalla exterior igual que lo harías con cualquier otro smartphone, aunque su pantalla de 4,6 pulgadas a veces da la sensación de verse algo limitada. Por supuesto, ahí es donde entra la gran pantalla flexible, porque tan pronto como abres el teléfono, todo lo que había en la pantalla exterior se muestra de repente en la pantalla flexible de 7,3 pulgadas del dispositivo.

El pliegue es más visible desde ciertos ángulos, pero de frente es casi imperceptible
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

Y si eres fan de la multitarea, esto solo va a mejor, ya que puedes deslizar el dedo desde el lado derecho de la pantalla para que aparezca una pequeña fila de aplicaciones que te permitirá abrir hasta tres aplicaciones diferentes a la vez. Gracias a que también puede abrir una aplicación extra en una ventana flotante, el Fold puede llegara tener hasta 4 aplicaciones en funcionamiento.

Para garantizar que las transiciones y el rendimiento de la aplicación sean lo más suaves posibles, el Galaxy Fold cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon 855, 512 GB de almacenamiento y una increíble RAM de 12 GB. Además, al igual que el Galaxy S10, el Galaxy Fold cuenta con carga inalámbrica Qi junto con la tecnología PowerShare de Samsung que te permitirá cargar tus otros dispositivos. Aunque si hablamos de durabilidad, que el Fold no sea resistente al agua es un fastidio.

Advertisement

Sin embargo, la capacidad del Fold para cambiar las aplicaciones entre sus pantallas, lo que Samsung ha bautizado como Continuidad de aplicaciones, aún está un poco verde. Este tipo de función para múltiples aplicaciones aún no está disponible de forma nativa en Android (llegará con Android Q), aunque Samsung ha trabajado con Google y otras empresas para garantizar que muchas de las principales aplicaciones de terceros se vean bien en la pantalla plegable. Pero este no es siempre el caso con las aplicaciones menos populares o con ciertos juegos, que acaban teniendo que meter unas bandas negras para mostrar un ratio de 16:9.

Advertisement

Sin embargo, a pesar de tener dos baterías que se unen hasta alcanzar los 4.380 mAh, todavía me pregunto si el Galaxy Fold tiene aguante suficiente para mantener esa gran pantalla y todo lo demás en funcionamiento. Pero eso es algo que podré responder en cuanto haya podido pasar más tiempo con él.

El sensor de huellas está en un lateral.
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)
Advertisement

El Fold también tiene hasta seis cámaras en total, por lo que tienes donde elegir a la hora de sacarte un selfie. En la parte frontal, hay una cámara de 10 MP por encima de la pantalla de la cubierta, mientras que en el interior hay una segunda cámara selfie de 12 MP y una cámara de profundidad de 8 MP. Sin embargo, como ocurre con el resto de teléfonos, lo bueno está en la parte posterior, donde el Fold tiene una cámara de 16 MP, una cámara gran angular de 12 MP y una cámara con teleobjetivo de 2x.

El Galaxy Fold tiene un pliegue bastante notable, pero cuando lo usas a menudo, resulta mucho menos molesto de lo que me imaginaba. En general, desaparece, y me parece incluso menos molesto que tener un arañazo en la pantalla. Pero dependiendo de la situación y la luz que haya, es posible que aún lo notes incluso al ver un vídeo. Sigue siendo impresionante, pero como Samsung no ha conseguido solventar mágicamente las limitaciones de los materiales, para algunos esta ligera imperfección será todo un fracaso.

Advertisement

Ocurre lo mismo con el grosor de este dispositivo. Personalmente, creo que a la larga no me molestaría, pero para mis compañeros que se empeñan en llevar pantalones ceñidos, el grosor será un factor decisivo.

Y aunque ese pliegue y ese grosor no terminen siendo demasiado molestos, todavía hay una pequeña salvedad más: $1.980 es una gran suma de dinero. Lo más probable es que solo acabe en las manos de los que quieran estar a la última en todo lo tecnológico

Advertisement

Después de pasar un corto periodo con el dispositivo, me sentí cautivado por él, y me imaginé usándolo en mi día a día sin problemas

Pero la pregunta sigue siendo, ¿pagarías casi $2.000 por la oportunidad de tener uno? Todavía no estoy muy seguro, pero estad atentos a nuestra review completa dentro de poco.

Advertisement
Hay cuatro colores diferentes para el Galaxy Fold
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

Share This Story