Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Foto: Departamento de policía de Connecticut (Facebook)

Parece mentira que tengamos que recodar esto en 2019, pero los coches 100% autónomos aún no están en las carreteras. Lo que tenemos son coches parcialmente autónomos que requieren atención constante por parte del conductor. Este conductor concreto lo descubrió por las malas.

El accidente tuvo lugar el sábado pasado cerca de Norwalk, en Connecticut. Una patrulla de la policía se encontraba atendiendo una emergencia en forma de un automóvil que había quedado averiado en el carril izquierdo. Mientras los agentes comprobaban la documentación del vehículo averiado y llamaban a una grúa, un Tesla Model 3 cuya matrícula rezaba MODEL3 (por si quedaba alguna duda) estrelló su vehículo contra el coche patrulla, después golpeó el vehículo averiado en primer lugar y siguió avanzando unos cuantos metros hasta que pudo detenerse.

Advertisement

Cuando los agentes interrogaron al conductor, este admitió que viajaba con el Autopilot puesto y que se había girado hacia el asiento de atrás para atender a su perro. Por fortuna, ni el perro, ni los agentes ni el conductor del Tesla salieron heridos del encontronazo. El conductor del Tesla, eso sí, ha sido oficialmente denunciado por conducción temeraria e imprudencia temeraria.

El Departamento de policía de Connecticut ha recordado a la población desde su perfil en Facebook que a día de hoy no hay a la venta ningún coche completamente autónomo. En la web de Tesla explican así el funcionamiento de Autopilot:

Antes de habilitar el piloto automático, el conductor primero debe aceptar el mantener las manos en el volante en todo momento y responsabilizarse de mantener el control de su vehículo . Cada vez que el conductor activa el piloto automático se le muestra un recordatorio visual de que mantenga las manos en el volante. El piloto automático está diseñado para usarse con un conductor totalmente atento que tenga las manos en el volante y está preparado para asumir el control en cualquier momento.

Advertisement

En el caso concreto de los Tesla, si la función de Autopilot detecta un problema complejo (en este caso dos vehículos parados en mitad del carril izquierdo con las luces de emergencia puestas) lo que hace es avisar al conductor y pasar a control manual. En este caso probablemente ni siquiera se dio ese supuesto porque la situación se parece mucho a un problema ya documentado del sistema Autopilot con los vehículos estacionados como se puede ver en este vídeo.

[Departamento de policía de Connecticut]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter