A través de la página de Google+ del proyecto, el buscador ha confirmado que sus Google Glass se adaptarán también a cristales graduados. Tiene lógica. O más bien, era casi obligado. Hablamos de unas gafas, cuya función principal es... ver. Dejarlo en gafas de sol, o sin graduación o sin cristales las condenaría a un artefacto de adorno.

Google no confirma cu√°ndo llegar√°n, pero asegura que ser√° este a√Īo. No coincidir√° con la primera versi√≥n de las gafas que estar√° disponible, el modelo conocido como Explorer Edition, que costar√° 1.500 d√≥lares y llegar√° en los pr√≥ximos meses. Pero ser√° antes de final de a√Īo. Y habr√° que ver c√≥mo funciona exactamente: si con un m√≥dulo acoplable a modelos concretos de gafas graduadas, si funcionar√°n con cualquier tipo de montura... No es f√°cil de resolver.

Google ha compartido una foto de Greg Priest-Dorman (debajo), uno de los miembros del equipo del proyecto, probando uno de los prototipos que funcionarán con cristales graduados. Ya queda menos para verlas en acción. [Google]

Foto: AP