Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Google Maps deja de recomendar una ruta en Siberia después de que un adolescente muriera congelado

La taiga helada de Oimiakón, en la República de Sajá-Yakutia, Rusia
La taiga helada de Oimiakón, en la República de Sajá-Yakutia, Rusia
Foto: Maarten Takens / Wikimedia Commons

Un joven ruso de 18 años murió congelado en el interior de un Toyota Chaser después de que Google Maps le recomendara una carretera en mal estado en una de las regiones más frías del mundo. Google ha dejado de ofrecer la ruta.

Advertisement

Sergey Ustinov y su amigo Vladislav Istomin conducían de Yakutsk a Magadán por la infame Carretera de los Huesos cuando el radiador de su coche se averió. Los jóvenes lograron comunicarse con su familia antes de que Sergey muriera y Vladislav sufriera graves quemaduras por congelación en brazos y piernas.

Después de una búsqueda nocturna en caminos y pueblos abandonados, la policía dio con el Toyota Chaser cubierto de hielo a unos 100 km de Tomtor, uno de los lugares habitados más fríos del mundo junto al vecino Oimiakón.

Los viajeros no estaban vestidos para el frío extremo cuando tomaron un giro equivocado y el coche se averió. Perdidos en un pueblo abandonado intentaron calentarse prendiendo fuego a una de las ruedas del vehículo, pero la temperatura se había desplomado a -50 ºC y las llamas no sirvieron de nada.

Los rescatadores encontraron a Sergey ya fallecido. Vladislav fue trasladado en helicóptero a Yakutsk con hipotermia y en estado grave. Según El País, los jóvenes conductores habían decidido usar la Carretera de los Huesos para ahorrarse tres horas de viaje siguiendo indicaciones de Google Maps, que a diferencia de otros navegadores más utilizados en Rusia, como Yandex Maps o Navigagor, se basaba en cartografía obsoleta.

La Autopista de Kolymá se conoce como Carretera de los Huesos por los restos de los presos soviéticos que fallecieron durante su construcción. La ruta fue construida en la era de Stalin por presos políticos. Los huesos de los fallecidos fueron colocados bajo el camino como material poroso en la mezcla de la construcción. La carretera se encuentra en un estado deplorable. No se puede circular por algunos segmentos ni siquiera en verano por la crecida de los ríos.

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche