Google tiene poco, muy poco, que temer a Facebook Graph Search (de momento)

Se desveló el secreto y Zuckerberg aplastó ayer nuestros sueños más salvajes. Ni smartphone, ni nuevo Instagram, ni nada. Bienvenidos a Graph Search, un motor de búsqueda. Esa es la apuesta. Y algo han debido hacer bien en Facebook porque han dejado a medio Internet con la misma pregunta en la boca: ¿tiene realmente Google algo que temer?

Respuestas habrá muchas, y aquí va una: No. Ni hoy, ni mañana, ni quizás dentro de un par de años. Google Search y Facebook Graph Search no se parecen en nada, solucionan problemas diferentes y están pensados para distintos tipos de usuarios. Google funciona para cualquier ser humano que pisa Internet, Graph Search solo para los que viven 24x7 (o casi) en los mundos de Zuckerberg.

Advertisement

Aunque son animales diferentes, es evidente, Graph Search es un intento deliberado de reinventar la búsqueda online y desbancar a Google en su propio terreno. Pero en un futuro, no hoy.

Creada por dos ex-Googlers, Graph Search es como un avance de lo que la búsqueda podría ser en 5 años: entiende el lenguaje natural, se le puede hacer preguntas complejas, escanea toda la Red (a través de Bing) y bebe principalmente de las recomendaciones sociales. Sí, es lo que Google ambiciona ser de mayor pero no hay amenaza por ningún lado, Graph Search está todavía en pañales. 

Limitado

Podéis ver por aquí y aquí qué se puede hacer exactamente con Graph Search. Y la conclusión parece clara: buena idea pero todavía muy limitada. Se encargaron de enfatizarlo ayer hasta la saciedad, está en "beta". Sin embargo, esto no es tan problemático como el hecho de que el invento depende de muchos factores que Facebook no controla: que la gente sea muy activa colgando contenido y opiniones en la red social, que le de al "like" sin parar, que los restaurantes, negocios y tiendas tengan presencia activa, que uno amase una larga lista de amigos... Tal vez demasiado. Nadie duda de Facebook como potente herramienta social,  está por ver si puede convertirse en una seria herramienta de "productividad".

Advertisement

Sujeto a la privacidad

El gran obstáculo: ¿quién no está paranoide respecto a su privacidad en Facebook? Muchos, y en buena parte gracias a la pésima gestión de este tema por parte de la red social. La cosa es así de sencilla: si el contenido es privado, Graph Search no lo podrá indexar. En nuestro subconsciente, Facebook es una web de ocio, privada. Que de repente vayamos a cambiar la mentalidad para utilizarlo como si fuera un servicio "público", se antoja una hipótesis excesivamente entusiasta. 

Advertisement

Cerrado dentro del muro de Facebook

Igual que con la privacidad, Zuckerberg tiene que encontrar la forma de abrir Graph Search al mundo, a la Red. Google está intentando recorrer el camino contrario, sumar un entorno público (Google Search) con uno privado (Google+) y fundirlos como por arte de magia. Facebook tiene la segunda pieza, le falta la primera. Y los 230 millones de sites que indexa Google son difíciles de igualar. Ni con Bing. 

Advertisement

Graph Search es un movimiento interesante (de hecho mucho más interesante que un aburrido smartphone), pero, a corto plazo, no nos engañemos: Google tiene muy poco que temer. Yelp, Foursquare o LinkedIn son realmente los que deben sentirse amenazados de forma inmediata.

Todo dependerá de la calidad y cantidad de contenido (a la hora de buscar un restaurante, ver críticas de películas...) que Graph Search sea capaz de ofrecernos. A día de hoy, de momento, es solo una promesa. ¿Muertos de miedo en Mountain View? Va a ser que no. Intrigados, tal vez. Listos para reaccionar, seguro.

Advertisement

Foto 1: Getty Images / Gif: Buzzfeed

Share This Story