En un mundo en el que las compañías incluso patentan bolsas de papel, ya nada debería extrañarnos. Hasbro, la compañía detrás de algunos de los juguetes más conocidos del mundo, acaba de patentar el olor de la plastilina. Sí, has leído bien.

Advertisement

La mayoría de niños en todo el mundo en algún momento de sus vidas jugaron con plastilina Play–Doh, la marca propiedad de Hasbro desde el año 1991. Como seguramente tu también lo has hecho, probablemente recuerdas ese olor tan peculiar que tiene. A muchos el olor a plastilina nos lleva directamente de regreso a la infancia.

Es por esto que algunos negocios se han aprovechado de la nostalgia de muchos y han comenzado a vender cosas como velas con aroma a plastilina, lo que quizás habrá tenido algo que ver en que Hasbro sintiera la necesidad de patentar el olor de Play–Doh, una plastilina que existe desde la década del os 50, mucho antes de que la compañía la comprara.

En el documento que presentaron ante la Oficina de patentes y marcas de Estados Unidos han tenido que explicar exactamente a qué huele su plastilina, para así poder registrar ese aroma. Según Hasbro, Play–Doh tiene “una fragancia de vainilla dulce, ligeramente almizclada, con ligeros toques de cereza, combinada con el aroma de una masa salada a base de trigo”, lo que pareciera más bien sacado de una botella de vino. [vía Oficina de Patentes y Marcas / Business Wire]

Advertisement