Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Hay un grupo internacional que se dedica a desinflar las ruedas de los SUV en las grandes ciudades

Los Tyre Extinguishers cuentan con miembros en varios países como Reino Unido, Suecia, Francia, Nueva Zelanda, Alemania, Escocia o Estados Unidos

We may earn a commission from links on this page.
Imagen para el artículo titulado Hay un grupo internacional que se dedica a desinflar las ruedas de los SUV en las grandes ciudades
Imagen: Ivan Radic/Flickr (Other)

En un extenso artículo del diario británico The Guardian, uno de sus periodistas pasa un día entero con el grupo internacional que se hace llamar “Tyre Extinguishers” (algo así como los apaga neumáticos). Su actividad: buscar SUVs y 4x4 en las grandes ciudades para luego desinflarle las ruedas debido a la “contaminación que producen”.

Y decimos internacional porque al parecer los Tyre Extinguishers cuentan con miembros en varios países como Reino Unido, Suecia, Francia, Nueva Zelanda, Alemania, Escocia o Estados Unidos, y según afirman en su página web:

Nuestro objetivo es hacer que sea imposible tener un enorme 4×4 contaminante en las zonas urbanas del mundo.

Advertisement

The Guardian añade que los denominados SUV que hoy en día pueblan la mayoría de urbes emiten más gases de efecto invernadero que “todo el transporte marítimo, la aviación, la industria pesada e incluso los camiones”. De ahí, al parecer, la existencia de este grupo que en las horas que el periodista los sigue llegaron a desinflar hasta 55 ruedas de estos vehículos.

El modus operandi para ello es quizá otra de las sorpresas del grupo, ya que el elemento fundamental es una simple lenteja, como vemos en el siguiente vídeo subido por el grupo:

How to deflate a car tyre using green lentils

Tal y como explican en la web, el equipo lleva semillas de lentejas, que tienen el tamaño perfecto para caber en la entrada de una válvula de llanta. Cuando dejas caer una lenteja en la tapa de entrada y la vuelves a enroscar, el aire se escapa lentamente del neumático. Para terminar la acción, una vez desinflado el neumático, el grupo deja un aviso en el parabrisas del auto que dice:

ATENCIÓN: tu devorador de gasolina mata.

Hemos desinflado uno o más de tus neumáticos.

Estarás enfadao. pero no te lo tomes como algo personal. No eres tú, es tu coche.

Hicimos esto porque conducir por áreas urbanas en tu gigantesco vehículo tiene enormes consecuencias para los demás.

Las compañías automotrices intentan convencernos de que necesitamos autos masivos. Pero los SUV y 4X4S son un desastre para nuestro clima. Los SUV son la segunda causa más importante del aumento global de las emisiones de dióxido de carbono durante la última década, más que toda la industria de la aviación.

Los autos híbridos y eléctricos son un juego justo. No podemos electrificar nuestra salida de la crisis climática: no hay suficientes metales de tierras raras para reemplazar el automóvil de todos y la extracción de estos metales causa sufrimiento. Además, el peligro para otros usuarios de la carretera sigue en pie, al igual que la contaminación del aire (las llantas y las pastillas de freno todavía producen contaminación PM 2.5).

Advertisement

Por cierto, y como es de esperar, el reportaje del artículo en The Guardian también entrevista a algunos de los usuarios de los SUVs que aparecieron con las ruedas desinfladas al día siguiente. El enfado y cabreo de todos ellos es más que obvio, argumentando en muchos casos que un vehículo “grande” es esencial para muchas familias. [The Guardian]