Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Hay un megáfono gigante en lo alto de un monte en el desierto de Mojave, y nadie sabe para qué sirve

Ilustración para el artículo titulado
Foto: The Greater Southwestern Exploration Company / Flickr / CC BY 2.0 (Fair Use)

En medio del desierto de Mojave hay un enorme tubo de hierro oxidado con una extraña forma de reloj de arena que recuerda a una mira telescópica gigante. El peculiar monumento está sujeto a dos rocas en lo alto de una colina de difícil acceso y nadie sabe quién lo puso ahí ni para que sirve.

La historia recuerda mucho a la del reciente monolito de Utah, solo que si se trata de una broma, esta es una realmente antigua. Nadie sabe a ciencia cierta cuánto tiempo lleva ahí el centinela que es como lo conocen los aficionados al misterio y a visitar este tipo de lugares remotos, pero su estado de deterioro sugiere que ha estado observando el desierto bajo sus pies durante varias décadas.

Advertisement

Desde que el peculiar megáfono aterrizó en Internet la gente ha formulado todo tipo de teorías sobre su origen y utilidad. Las más plausibles apuntan a que se trata de algún tipo de instrumento instalado allí por el Gobierno. En los años 40 y 50, el desierto de Mojave fue el escenario de múltiples experimentos con armas químicas. Hay quien cree que el tubo formó parte de algún sistema de alarma para indicar a las tropas el inicio de alguna prueba con materiales peligrosos o la llegada de algún convoy con estas sustancias.

El problema es que el centinela no se parece en nada a ningún sistema de alarma o megafonía conocido. Hay quien apunta a que la estructura se asemeja a un medidor de flujo Venturi, que es un instrumento empleado en canalizaciones para medir caudales y controlar válvulas. El parecido con un medidor Venturi es evidente, pero ¿medir el qué? El centinela no tiene ninguna canalización cerca ni por asomo, y está en una ubicación (en lo más alto de una colina rocosa) por donde nadie en su sano juicio haría pasar una tubería.

La otra hipótesis es que el centinela formara parte de algún tipo de instrumental destinado a medir el flujo del aire durante alguna prueba supersónica. El objeto está relativamente cerca de la base aérea de Edwards, donde la Fuerza Aérea realizó no pocos vuelos supersónicos incluyendo los famosos récord de Chuck Yeager. No muy lejos de allí (240km) está también el lugar lugar de pruebas nucleares de Nevada (Hoy conocido como Nevada National Security Site). No sería raro que el tubo formara parte en su día de algún instrumento de medición para determinar la presión del aire causada por un estampido sónico o la onda expansiva de una bomba nuclear.

Otras teorías más extravagantes incluyen (cómo no) extraterrestres y algún tipo de pista para encontrar misteriosos tesoros. Porque claro. Si vas a dejar una pista para encontrar un tesoro qué mejor que subir a pulso un tubo de acero de 2,4 metros y unos 300 kilos a lo alto de una colina rocosa. Las razones para estas teorías es que el interior del tubo tiene unas barras de hierro con forma como de punto de mira y, si miras hacia el norte por uno de los extremos del tubo, la mirilla gigante apunta exactamente a una colina en la que las rocas tienen petroglifos de la cultura Chemehuevi con miles de años de antigüedad.

Advertisement

Pista para encontrar el oro oculto de los Chemehuevi o instrumento de medición militar, el centinela se ha convertido en un lugar de destino para todo tipo de excursionistas curiosos. El vídeo sobre estás líneas explica cómo llegar. [How Stuff Works]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our `newsletter`