Tres meses después de su lanzamiento, la última versión de Android (KitKat) solo está en el 1,8% de móviles. Es el eterno problema de Android: la fragmentación de sus diferentes versiones y la lentitud con la que muchos fabricantes actualizan los terminales. Nuevos datos de Google apuntan que la última versión de Android, la 4.4 (KitKat) solo está en el 1,8% de terminales. Android 4.3 está en el 8,9% y Jelly Bean (4.1.x) es el que manda: en el 35,5% de terminales.