Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Investigadores cultivan una nueva variedad de algodón que resiste el fuego de manera natural

Los test revelan que la nueva variedad extingue por sí sola las llamas.

By
We may earn a commission from links on this page.
Algodón en una flor de la planta del algodón.
Foto: Scott Olson (Getty Images)

Los retardantes de llama ayudan a prevenir o ralentizar incendios, pero en su composición emplean una variedad de productos químicos bastante inquietantes para la salud. Los investigadores del Departamento de Agricultura de EEUU han creado una nueva variante de algodón capaz de autoextinguirse tras entrar en contacto con una llama.

Un equipo de científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS poor sus siglas en inglés) de Estados Unidos, dirigido por Gregory N. Thyssen cultivó 10 cepas de algodón utilizando alelos de 10 plantas parentales diferentes. Después de crear telas con las fibras de cada una de estas cepas, los investigadores las sometieron a pruebas de quemado y descubrieron que cuatro de ellas podían autoextinguirse por completo. Su trabajo se publica hoy en PLOS One.

“El uso de estas variedades en cultivos comerciales crea una oportunidad para mejorar la seguridad de los productos de algodón, al tiempo que reduce el impacto económico y ambiental de los retardantes de llama químicos”, explicó el autor del estudio Brian Condon en un comunicado del USDA. Condon ha sido un líder (actualmente está retirado) en investigación sobre utilización y química del Algodón para elARS en Nueva Orleans.

Advertisement

“Estas nuevas variantes beneficiarán significativamente a los productores, y consumidores”, añade. A través del análisis genómico de cultivos de algodón preexistentes, Condon y sus colegas descubrieron que varios genes podían expresar precisamente la capacidad para arder con menos intensidad o retardo de llama. Estos genes formaron un fenotipo que equivaldría a diferentes niveles de retardo de llama (una cantidad a la que se hace referencia en el documento como “capacidad de liberación de calor”, donde cuanto menor es la capacidad de liberación de calor, más retardante de llama es algo).

Gif: Thyssen et al., 2023, PLOS ONE, CC0
Advertisement

Johnie Jenkins y Jack McCarty, del equipo de investigación, usaron 11 plantaciones experimentales de algodón sin retardantes de llama para generar 10 nuevas variantes con diferentes capacidades de liberación de calor.

Después, Condon y el resto del equipo realizaron pruebas de quemado con la tela situada en un ángulo de 45 grados. Las pruebas revelaron que cuatro de las nuevas variantes con menor capacidad de liberación de calor pudieron autoextinguirse por completo después de exponerse a las llamas.

Advertisement

Estas variantes retardantes de llama tienen el potencial de cambiar las reglas del juego en la industria textil. Actualmente, los esfuerzos por fabricar telas ignífugas incluyen la aplicación de productos químicos que reducen la capacidad de ignición de un material. Se llevan agregando productos químicos retardantes de llama a las telas desde al menos desde la década de 1970. Con el tiempo algunos han sido retirados del mercado porque no se descomponen fácilmente y pueden bioacumularse en humanos y animales, provocando trastornos endocrinos, toxicidad reproductiva y cáncer. Las nuevas variantes de algodón podrían usarse para fabricar telas y productos que tengan resistencia natural al fuego sin necesidad de aditivos.