Granot Loma es, según sus promotores, la cabaña de troncos más grande del mundo, una “cabaña” con 50 habitaciones, su propio puerto e isla privados. La propiedad lleva años en venta y ahora está al 50% de descuento. Es una oportunidad única siempre y cuando no te importe la taxidermia.

Todo el edificio está fabricado con troncos de pino de Oregón rematados en piedra. El material no es que sea un problema. Lleva en pie desde 1923 y en su construcción participaron 400 artesanos escandinavos. Incluso para la época fue cara: 5 millones de dólares.

La mansión está al borde del Lago Superior y tiene su propio puerto de recreo, una playa privada y un amplio terreno. Solo el edificio tiene 2.400 metros cuadrados con un salón principal que mide 42 metros de largo. Una granja de 13 edificios más pequeños de servicio y un generador eólico que provee de electricidad a todo el conjunto completan la propiedad.

Granot Loma se puso en venta en 2015 al precio de 40 millones de dólares. Hoy su importe se ha reducido exactamente a la mitad, pero sigue sin encontrar comprador. Probablemente tenga que ver con lo aislado de su situación. Quizá sea el material del edificio, que seguro que requiere muchos cuidados. Nos extrañaría mucho que tenga algo que ver la decoración interior. Quién no querría vivir en un museo formado a partes iguales por animales disecados, estatuas espeluznantes, objetos nativos americanos, muebles estilo victoriano mezclados con otros hechos de troncos, lámparas de araña blancas y unos acogedores estampados de flores que provocarían mareos a tu abuela.

Advertisement

El salón principal, minimalista.
Photo: Granot Loma
La cocina tiene equipamiento profesional.
Photo: Granot Loma

Advertisement

Dormitorio con cama de troncos.
Photo: Granot Loma
Comedor con ciervos y alfombras indias.
Photo: Granot Loma
Otro dormitorio.
Photo: Granot Loma

Advertisement

Dos tumbonas en el dormitorio principal, no sea que no quieras dormir en la cama.
Photo: Granot Loma
La alfombrilla del baño es un elegante oso polar.
Photo: Granot Loma
Un loft para invitados.
Photo: Granot Loma

Advertisement

Uno de los bares de la mansión.
Photo: Granot Loma

En general, el interior de la mansión es lo que pasaría si dejaras que Buffalo Bill, Hugh Hefner y Stephen King decoraran tu casa completamente borrachos, pero quién soy yo para juzgar. Si tienes 20 millones y te apetece cazar ciervos en los bosques de Adirondack para despellejarlos tu mismo y luego tomar un bourbon en el Jacuzzi de 11.000 litros sin quitarte el gorro de trampero, esta es tu oportunidad. [Granot Loma vía Business Insider]