La frase más icónica de Avengers: Endgame se la debemos a los hijos de Robert Downey Jr

Imagen: Marvel Studios

Robert Downey Jr tiene un especial talento a la hora de cambiar sus diálogos y hacer que sean aún más relevantes. En 2008, el actor improvisó una línea de diálogo que cambió por completo la dirección de la Fase 1 de Marvel. En Avengers: Endgame lo ha vuelto a hacer.

Advertisement

En esta ocasión la frase no es tan emblemática como el “Yo soy Iron Man” que se sacó completamente de la manga en su primera película interpretando a Tony Stark, pero poco le falta. La frase no es otra que el “Te quiero 3.000" que Stark le dice a su hija al final de la película.

Originalmente, la frase del guión era “Te quiero toneladas” pero se da la circunstancia de que los hijos de Robert Downey Jr suelen decirle “Te quiero 3.000" a su padre. Los hermanos Russo pensaron que era un detalle entrañable y el resto es historia.

La frase ha alcanzado el estatus de línea mítica porque es la última que pronuncia el personaje en la película. La escena muestra a Tony Stark enviando un emotivo mensaje a su familia en forma de holograma poco después de morir en la batalla final contra Thanos. A menos que haya flashbacks en algún film por venir, es la última frase que Robert Downey Jr pronuncia como Tony Stark en el Universo Marvel. [vía Insider]

Share This Story

About the author

Carlos Zahumenszky

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: BA3C91077C1CF6A7C6133D7CD3C89018CB814014PGP Key