Super Mario 64 fue un juego decisivo para nuestro fontanero favorito. Mario dio el salto a la tercera dimensi√≥n y trajo consigo una colorida serie de personajes, pero faltaba un gran aliado: su hermano Luigi. ¬ŅEstuvo oculto todo el tiempo?

Luigi siempre ha cubierto las espaldas de Mario desde que la pareja conquistara los arcades en 1983. Cuando Mario desapareció, Luigi acudió al rescate. Pero estuvo notablemente ausente en Super Mario 64.

Es dif√≠cil saber el origen de los rumores en torno a Luigi. El mito m√°s popular se centraba en lo que se conoce como la ‚ÄúEstrella Eterna‚ÄĚ, una estatua del juego que descansa dentro una fuente que te encuentras en uno de los niveles inferiores del castillo.

‚ÄúEternal Star‚ÄĚ o ‚ÄúL Is Real 2401"

La estatua fue bautizada as√≠ por la placa que lleva en la base. Algunos jugadores afirmaban que dec√≠a ‚ÄúEternal Star‚ÄĚ, pero la traducci√≥n m√°s interesante de los fans era un mensaje en clave: ‚ÄúL Is Real 2401‚ÄĚ. Parec√≠a una se√Īal de los creadores del juego. La estatua ten√≠a que ser una clave para desbloquear a Luigi.

Advertisement

Empezaron a circular numerosos métodos falsos. Tenías que recoger 64 monedas y saltar a la fuente. Tenías que capturar al conejo MIPS y saltar a la cueva del laberinto. Tenías que jugar el juego con un mando verde. Otras fuentes recopilaron algunas de las mejores teorías. Ninguna funcionó.

La fiebre de Luigi llegó a su punto de ruptura cuando N64.com (que más tarde se integró en IGN) ofreció una recompensa de $100 dólares a quien encontrase al fontanero antes del 20 de noviembre de 1996. Cualquier persona que diera con una forma legítima de desbloquearlo recibiría el dinero del premio.

‚ÄúLl√°manos c√≠nicos, pero si demuestras que estamos equivocados obtendr√°s el dinero en efectivo‚ÄĚ, ofrec√≠a el sitio web. Hacia el final de la semana, nadie hab√≠a reclamado el premio.

Advertisement

Nintento Power, Volumen 107

‚ÄúL Is Real 2401‚ÄĚ prevaleci√≥ durante tanto tiempo que la revista Nintendo Power sigui√≥ con el tema en el Volumen 107 de abril de 1998. Una p√°gina llena de noticias falsas (era April Fools‚Äô day) hablaba sobre Luigi 64, un juego en el que supuestamente aparecer√≠an todos los personajes de Nintendo, desde Fox McCloud hasta el corredor de Wave Race. Promet√≠an revelar un c√≥digo especial en la p√°gina 128. La revista ten√≠a 106 p√°ginas.

Un importante agujero perfor√≥ la teor√≠a cuando los jugadores descubrieron que la placa de la estatua ‚ÄúEstrella Eterna‚ÄĚ aparec√≠a tambi√©n en el Ocarina of Time. El mito sobrevivi√≥ a partir de entonces como una broma recurrente del d√≠a de los inocentes. Los fans acabaron aceptando que Luigi simplemente no estaba en el juego.

Advertisement

En unas cartas que fueron recuperadas por un fan, los representantes de Nintendo ofrecieron una explicaci√≥n oficial sobre el asunto. Se refirieron expresamente al mensaje ‚ÄúL Is Real 2401‚ÄĚ.

‚ÄúLa respuesta es que los programadores lo pusieron ah√≠ como una broma‚ÄĚ, explica el supervisor de jugabilidad Michael Chandler en la carta. ‚ÄúNo significa nada en absoluto‚ÄĚ.

Sea eso cierto o no, sabemos que originalmente Nintendo tenía la intención de meter a Luigi en el juego gracias a una serie de traducciones de la guía de estrategia de shmuplations. En ellas, el director del juego, y creador de Mario, Shigeru Miyamoto, explica lo que ocurrió.

Advertisement

‚ÄúEn √ļltima instancia, debido a problemas de memoria, tuvimos que quitarlo‚ÄĚ, comenta Miyamoto.

Una ROM popular del juego a√Īade a Luigi en Super Mario 64

Luigi acab√≥ abri√©ndose paso en Super Mario 64 DS como un personaje jugable junto a Yoshi y Wario. Los jugadores pueden desbloquearlo a trav√©s de un procedimiento secreto en el nivel del refugio de los Big Boo. Las ROM piratas de Super Mario 64 tambi√©n a√Īadieron a Luigi al juego original.

Advertisement

Ya se ha agotado el tiempo para reclamar la recompensa de IGN, pero el mito a√ļn prevalece. Los trucos tontos, el d√≠a de los inocentes y las entrevistas a los desarrolladores pintan una imagen maravillosa de aquel momento rid√≠culo en la historia de los videojuegos.

Gracias, Luigi. Una de las mejores cosas que has hecho nunca fue no hacer nada en absoluto.