En 2015, Google recibi√≥ una lluvia de cr√≠ticas despu√©s de que uno de sus algoritmos de reconocimiento de imagen confundiera fotos de gorilas y chimpanc√©s con seres humanos. La compa√Ī√≠a prometi√≥ solucionar el error. Dos a√Īos despu√©s, ya sabemos c√≥mo lo ha hecho. Ha prohibido las fotos de gorilas.

Esa es la conclusi√≥n a la que llegaron en la revista Wired despu√©s de poner a prueba el algoritmo supuestamente reprogamado para evitar errores. Efectivamente, la IA es perfectamente capaz de etiquetar animales como los babuinos, los osos panda, o los gibones, pero cuando se le ofrece una foto de un gorila o de un chimpanc√©, no ofrece ning√ļn resultado.

La propia compa√Ī√≠a reconoci√≥ que hab√≠a eliminado esos conceptos del algoritmo para evitar problemas, y a√Īadi√≥ que desgraciadamente las IA a√ļn est√°n lejos de ser perfectas y cometen ese tipo de errores.

Eliminar el concepto de gorila de la IA en lugar de ense√Īarle a reconocer ese animal correctamente no parece una soluci√≥n muy equilibrada. De hecho, algunas aplicaciones como Google Lens se resienten de ese problema. Google Assistant, que emplea otros mecanismos de b√ļsqueda funciona bien en ese sentido. [Wired v√≠a The Guardian]