Trist√°n de Acu√Īa es la isla habitada m√°s remota del mundo. No tiene aeropuerto y se tarda siete d√≠as en llegar por mar desde Ciudad del Cabo, que est√° 2.400 kil√≥metros al este. Entre sus 268 habitantes hay 23 estudiantes, pero faltan profesores. Se buscan interesados.

Napoleón, una evacuación y un intento de reinventarse

La isla de Trist√°n surgi√≥ de una erupci√≥n volc√°nica en medio del Oc√©ano Atl√°ntico. La descubri√≥ el explorador portugu√©s Trist√£o da Cunha en 1506. Se la anexion√≥ la Corona Brit√°nica en 1816. Hoy en d√≠a forma parte de Santa Elena, Ascensi√≥n y Trist√°n de Acu√Īa, un territorio de ultramar del Reino Unido con capital en Jamestown.

Los brit√°nicos se instalaron en la isla porque tem√≠an que Francia la utilizara para rescatar a Napole√≥n, por aquel entonces desterrado en Santa Elena. Lo cierto es que Santa Elena est√° a 2.000 kil√≥metros de Trist√°n, pero los brit√°nicos se toman al pie de la letra eso de ‚Äúm√°s vale prevenir que curar‚ÄĚ.

La población de la isla permanece más o menos estable desde entonces. En el siglo XIX eran los misioneros quienes ejercían de maestros, con mayor o menor suerte. El reverendo Edwin Dogson, hermano menor de Lewis Carroll, escribió sobre Tristán en 1884 mientras trabajaba allí:

‚ÄúS√≥lo tres de los ni√Īos muestran un atisbo de mejora en su inteligencia, algo que atribuyo al estado de aislamiento antinatural en el que viven. No hay ning√ļn motivo posible para quedarse a vivir aqu√≠. Rezo cada d√≠a para que Dios abra caminos para que todos podamos dejar la isla‚ÄĚ

Advertisement

El a√Īo m√°s memorable en la historia de Trist√°n fue 1961. El volc√°n sobre el que se asienta el pueblo entr√≥ en erupci√≥n y todos los habitantes tuvieron que ser evacuados a Inglaterra, concretamente a la ciudad de Calshot. En un doble combo de mala suerte, aquel a√Īo los brit√°nicos vivieron uno de sus peores inviernos y algunos tristones (es el gentilicio real) se contagiaron de enfermedades para las que no hab√≠an desarrollado defensas. Algunos murieron, otros se quedaron a vivir all√≠ y el resto volvi√≥ a la isla en 1963.

Al regresar descubrieron que los piratas habían saqueado sus casas y los perros, abandonados en la isla a su suerte, se habían comido todo el ganado. La mala suerte se dejó ver también en 2001, cuando un huracán arrasó media ciudad, en 2008, cuando un incendio quemó la fábrica de pescado y los generadores de luz, y en 2011, cuando un petrolero derramó toneladas de crudo sobre sus aguas.

Advertisement

A pesar de estos infortunios, Trist√°n de Acu√Īa es una comunidad muy tranquila que se ha quedado pr√°cticamente anclada en la √©poca colonial. La televisi√≥n no lleg√≥ a la isla hasta el nuevo milenio (Internet un poco antes, en 1998) y los 300 habitantes del pueblo, oficialmente ‚ÄúEl Edimburgo de los Siete Mares‚ÄĚ, prefieren preservar el estilo de vida que conocen.

Sin embargo, la economía se hunde y el gobierno está intentando reinventarse. Por un lado quieren solucionar el problema del alcoholismo: el consumo de alcohol es alto, y la diabetes y la obesidad son comunes. Hace unos meses llegó un terapeuta a la isla dispuesto a ayudar con este problema.

Advertisement

M√°s expertos van a llegar en los pr√≥ximos meses para afrontar distintas necesidades: principalmente la de levantar un nuevo puerto m√°s seguro (hay d√≠as de marejada en que los barcos no pueden atracar), pero tambi√©n mejorar la paup√©rrima velocidad de Internet del pueblo. Trist√°n ha abierto un concurso para que ingenieros y arquitectos del ‚Äúnuevo mundo‚ÄĚ propongan soluciones.

Tambi√©n est√° la necesidad de formar a sus propios profesionales. Esta semana han publicado varias ofertas de trabajo para profesores de primaria y de secundaria, que puedan ense√Īar matem√°ticas, ciencia, geograf√≠a e ingl√©s a los 23 ni√Īos de la isla. El gobierno se hace cargo del viaje y del alojamiento.

El inconveniente son los siete días en el barco. La probabilidad de deprimirse es bastante más baja que en los tiempos del reverendo Dogson: los contratos sólo duran de tres a seis meses.

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)