Image: elmerelmer, com_xenox, ProtoSP (vía Kotaku)

Hay tres formas de usar la Nintendo Switch: conectada a la tele por HDMI, en modo portátil con los mandos acoplados a la pantalla y en modo portátil con los mandos desacoplados, como si la consola fuera un pequeño televisor. De estas tres, la última es la forma más desaprovechada, y aquí tienes la demostración.

No es una idea original, pero un usuario de Twitter llamado Ukiwa se ha hecho viral en Japón gracias a un tuit sobre cómo usar la Nintendo Switch en la cama con ayuda de un brazo articulado y el respaldo de la propia cama. La postura es brillante porque permite jugar sin forzar el cuello o los brazos, con la cabeza en la almohada, la pantalla encima de la cara y un Joy-Con en cada mano:

Advertisement

Otros genios respondieron que esa era la misma técnica que ya usaban en casa porque, claro, es la mejor manera de jugar a la Switch en la cama:

Algún usuario incluso tuiteó lo mismo en español, demostrando que la idea no es un producto de la eficiencia japonesa sino una genialidad universal:

Advertisement

Pero, de nuevo, no es una idea original. Ya se había intentado con teléfonos, tablets y hasta monitores CRT (corriendo el riesgo de morir aplastado):

No obstante, es ideal para jugar a la Nintendo Switch gastando la menor cantidad de energía posible. Y puede ser tuya si inviertes unos pocos dólares. Estos soportes con brazos articulados reciben el apropiado nombre de Lazy Arm y cuestan entre $10 y $20. Solo tienes que asegurarte de que sean compatibles con una pantalla de 6 pulgadas y de que realmente quieras hacer esto. Una vez que des el paso, es posible que no vuelvas a salir de la cama hasta completar todas las misiones secundarias de Hyrule.