Screenshot: The Joe Rogan Experience.

Elon Musk suele decir cosas que en ocasiones resultan muy interesantes, pero a veces lo pueden meter en serios problemas. Cuando fue de invitado a un podcast se le ocurrió dar una probada a un porro, lo que parece haber alarmado a oficiales de la NASA que ahora evaluarán las condiciones laborales tanto en SpaceX como en Boeing.

Seg√ļn un reportaje del Washington Post, el hecho de que Musk probara un cigarrillo de marihuana en c√°mara (mientras hablaba de su plan de construir un avi√≥n el√©ctrico) hizo que algunos oficiales de alto rango de la NASA se alarmaran hasta tal punto de iniciar una investigaci√≥n exhaustiva de las condiciones de seguridad laboral y ambiente saludable en las compa√Ī√≠as espaciales privadas con las que est√° trabajando. Espec√≠ficamente en Boeing y en SpaceX, la compa√Ī√≠a de cohetes de Musk.

La NASA ha confirmado a Gizmodo que llevar√°n a cabo una ‚Äúevaluaci√≥n cultural‚ÄĚ de sus socios comerciales, para determinar si cumplen con los requerimientos de la agencia espacial, incluyendo su pol√≠tica de cero tolerancia a las drogas. La investigaci√≥n, seg√ļn el reportaje, podr√≠a durar meses.

Poco despu√©s del incidente del porro de Musk comenzaron a sonar rumores de que incluso las Fuerzas armadas de Estados Unidos podr√≠an evaluar el caso, pero ha sido la agencia espacial estadounidense quien ha confirmado que, en efecto, se dedicar√°n a comprobar si estas compa√Ī√≠as espaciales cumplen con sus requisitos laborales.

Advertisement

Tanto SpaceX como Boeing han confirmado que sus empresas cumplen con todas las medidas de seguridad laboral y ambiente sano y libre de drogas que exige la NASA, por lo que est√°n confiados que, ‚Äútras a√Īos teniendo una sociedad laboral y de desarrollo espacial con la agencia‚ÄĚ, cumplen correctamente con todos sus requerimientos. [v√≠a Washington Post]