Foto: GoFundMe.

Continúa el caso de Johnny Bobbitt y la desaparición de los fondos que miles de personas donaron en su nombre. Las autoridades han ejecutado una orden de registro en la casa de una pareja de Nueva Jersey, Estados Unidos, quienes recaudaron más de 400.000 dólares para ayudar a un indigente el año pasado.

Advertisement

La redada se produce dos días después de que el abogado de la pareja reveló que el dinero ha desaparecido, a pesar de que no se transfirió correctamente a su destinatario. La pareja ha sido acusada de fraude y conspiración para apropiarse del dinero para su propio uso personal.

La historia de Johnny Bobbitt se volvió viral en otoño del año pasado, cuando Kate McClure y su novio, Mark D’Amico, realizaron una exitosa campaña de crowdfunding en GoFundMe después de que Bobbitt ayudara a McClure cuando se quedó sin combustible. La campaña tenía como objetivo recaudar 10.000 dólares, que ayudarían a Bobbitt a encontrar una casa y comprar transporte. McClure explicó que Bobbitt usó sus últimos 20 dólares para comprarle gasolina cuando estaba varada al costado de una autopista, y quería invitar a todo el mundo a ayudar a devolver el favor. La campaña, ahora eliminada, logró recaudar un poco más de 400.000 dólares, y la pareja hizo numerosas apariciones en televisión diciendo que la vida de Bobbitt cambiaría para siempre.

En agosto, Bobbitt acusó a la pareja de retener el dinero que legítimamente le pertenecía y de usar indebidamente los fondos para sí mismos. Con la ayuda de abogados pro bono, llevó su caso a la corte y afirmó que había recibido alrededor de 75.000 dólares que gastó en una caravana para vivir, una camioneta y obsequios a amigos y familiares. Él cree que la pareja ha usado el dinero restante en vacaciones lujosas, un nuevo BMW y juegos de azar, entre otras cosas. Si bien la pareja inicialmente aseguró a través de su abogado que todavía quedaba mucho dinero, el pasado martes el abogado le dijo a un juez que todos los fondos habían desaparecido.

Según ABC 6, la policía llegó a la casa de la pareja esta mañana con una orden de registro. Procedieron a registrar las instalaciones, y los investigadores han remolcado un BMW que se encontraba en la casa. La pareja se encontraba en su casa en ese momento, y D’Amico fue visto balanceando sin rumbo un palo de golf mientras se realizaba la búsqueda y revisión.

Advertisement

El abogado de la pareja, Earnest Badway, rechazó la oportunidad de comentar sobre los últimos acontecimientos cuando fue contactado por Gizmodo. Por otro lado, el abogado de Bobbitt no respondió a una solicitud de comentarios. Un representante del condado de Burlington dijo, en declaraciones a Fox News, que “la orden de allanamiento fue ejecutada temprano esta mañana en la residencia de D’Amico y McClure, por la Oficina del Fiscal del Condado de Burlington y el Departamento de Policía de Florence Township, en relación con una investigación criminal en el caso de Johnny Bobbitt”. El Fiscal del condado, Scott A. Coffina, agregó que la pareja no ha presentado cargos penales hasta ahora.

Advertisement

La pareja ha negado haber actuado mal, pero se ha comunicado con los tribunales solamente a través de su abogado. El miércoles, la jueza del Tribunal Superior Paula T. Dow le dijo a su abogado que ya no tenía nada que hablar con ellos, y que sus dos clientes deben comparecer antes del próximo lunes, listos para presentar una declaración y proporcionar documentación que detalle cómo se gastaron los fondos.

Bobbitt recibió algunas buenas noticias el jueves. GoFundMe depositó 20.000 dólares en una cuenta creada por el equipo legal de Bobbitt. En una declaración enviada a Gizmodo, un representante de la compañía nos dijo lo siguiente:

Estamos trabajando con funcionarios encargados de hacer cumplir la ley para garantizar que Johnny reciba todos los fondos recaudados en su nombre. Mientras ayudamos a las autoridades con su investigación en curso, GoFundMe también está trabajando con el equipo legal de Johnny para asegurarse de que reciba asistencia mientras se recuperan los fondos restantes.

Advertisement

La compañía de crowdfunding también enfatizó que su política de reembolsos garantiza que “en el raro caso de que GoFundMe, la policía o un usuario descubra que las campañas son mal utilizadas, los donantes y beneficiarios están protegidos”. [NewJersey.com, ABC 7, ABC 6]