Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

La primera foto real del Samsung Galaxy S10 revela su pantalla con agujero y sin bordes

El Galaxy Note 9.
El Galaxy Note 9.
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

Nuevo año, nuevo Galaxy. 2019 será el año en el que Samsung presente su Galaxy S10, y las filtraciones de los últimos meses nos han dado un buen adelanto de lo que incluirá este smartphone. Ahora, la última filtración ofrece el primer vistazo real a cómo lucirá su pantalla con agujero.

Advertisement

Samsung ha sido la única compañía, de las más grandes en el mercado de los smatphones, en huir de la tendencia de incluir un “notch” o ceja en la parte superior de la pantalla de sus dispositivos. La compañía en 2018 siguió optando por reducir el marco de la pantalla pero dejar el espacio necesario para incluir la cámara frontal y los sensores.

Sin embargo, en su afán de lograr que la parte frontal de sus smartphones sea simplemente una gran pantalla, habrían optado por la que parece ser la tendencia que reemplazará al notch: un agujero en la pantalla.

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Evan Blass / @evleaks (Twitter)

Evan Blass ha filtrado la primera imagen real del Galaxy S10, revelando cómo será su modelo estándar (tomando en cuenta que tendrá varias versiones). Al incluir el agujero para la cámara de selfie, Samsung ha podido reducir casi por completo el tamaño de los marcos.

La meta en el futuro para muchos fabricantes podría ser incorporar la cámara debajo de la pantalla, pero mientras esa tecnología llega y se perfecciona, el agujero pareciera ser el reemplazo del “notch”. Se espera que Samsung presente el Galaxy S10 de manera oficial durante el MWC 2019, a mediados del mes de febrero, con un precio de hasta 1.700 dólares para el modelo más costoso y posiblemente sea el último smartphone de Samsung con puerto de auriculares. [vía Evan Blass (@evleaks)]

Redactor en Gizmodo. Tecnología, videojuegos, cine y televisión. Siempre cerca de una pantalla y una taza de café.