GIF: Colin Furze (YouTube)

From Software, creadores de la mítica saga Dark Souls y de Bloodborne, acaba de estrenar su nuevo videojuego: Sekiro Shadows die Twice. Para celebrarlo, Activision ha recurrido a los servicios de Colin Furze con un objetivo muy especial: hacer realidad las armas del juego.

Obviamente Furze aún conserva los dos brazos y no es cosa de amputarse uno para instalarse otro hecho de huesos como el del samurai protagonista del juego. A pesar de ese detalle, nuestro inventor chiflado favorito ha hecho un trabajo muy respetable.

El hacha desplegable es algo más corta que la que aparece en el juego, pero a cambio es perfectamente utilizable. Se sujeta a la cara interior del antebrazo mediante imanes y con unos cuantos adornos luce perfecta para un cosplay del lobo solitario.

El escudo desplegable en forma de sombrilla es harina de otro costal. La estructura metálica es pesada y necesita de un motor relativamente potente para desplegarse rápido. Eso por no mencionar cables que mantengan el escudo desplegado y tenso. El primer modelo luce bastante primitivo y además hay que sujetarlo usando la mano.

Colin Furze se ha comprometido a realizar una versión más refinada del escudo. Veremos cómo queda. De momento Sekiro: Shadows die Twice amenaza con convertirse en el cosplay más difícil de este año.

Advertisement

Actualizado: A continuación la versión definitiva del escudo contra unos cohetes pirotécnicos:

[vía colinfurze]