La compra de WhatsApp por 19.000 millones de d√≥lares ha sido una de las mayores adquisiciones tecnol√≥gicas de la historia. Pero es solo la √ļltima de una serie de operaciones que est√°n transformando el sector tecnol√≥gico en apenas unos a√Īos. Nada mejor para ponerlo en perspectiva que visualizarlo con el gr√°fico de arriba.

Advertisement

El √°rea de cada c√≠rculo est√° representada de forma proporcional a la cantidad desembolsada en la compra, con una leyenda de colores dependiendo del comprador. Hay muchos detalles en cada una de estas operaciones que las diferencian unas de otras. Por ejemplo, la compra de WhatsApp es principalmente en acciones, mientras que algunas de las otras adquisiciones tienen un mayor componente en efectivo. Google mantuvo las patentes de Motorola y el Advanced Technology and Projects Group, por lo que las p√©rdidas no son tan grandes como parecen. Y Boston Dynamics, una de las √ļltimas compras de Google, no aparece tampoco en el gr√°fico porque la cifra de la operaci√≥n no se hizo p√ļblica.

Lo curioso es que en el 2012, cuando Facebook compr√≥ Instagram por 1.000 millones de d√≥lares, la cantidad se antojaba como una barbaridad. Dos a√Īos despu√©s, esa cifra palidece frente a lo que ha costado WhatsApp. Qui√©n sabe, quiz√°s SnapChat no se equivoc√≥ al rechazar la oferta de 3.000 millones de d√≥lares de Facebook. O quiz√°s, solo quiz√°s, deber√≠amos empezar a preocuparnos porque esos c√≠rculos de colores est√°n empezando a ser demasiado grandes.