GIF: Mat√≠as Zavia (Gizmodo en Espa√Īol)

Los lectores de huellas bajo la pantalla no son del gusto de todos, pero parece que han llegado para quedarse. Eso s√≠, para lograr ser el est√°ndar a√ļn tienen que pulir su funcionamiento y evitar fallos como este. Han burlado el sensor del Galaxy S10 con una huella impresa en casa.

El truco lo ha ejecutado un usuario llamado Darkshark y es laborioso pero bastante sencillo. Darkshark ha comenzado por tomar una foto de una de sus propias huellas dactilares sobre el cristal de una copa de vino. Despu√©s ha procesado la imagen en Photoshop para aislar el patron de su huellas y ha extruido las l√≠neas en 3D Studio Max para darles volumen. Finalmente ha impreso la huella tridimensional en una peque√Īa placa y la ha usado para desbloquear el m√≥vil limpiamente con unos guantes puestos.

No todo el mundo tiene una impresora 3D ni sabe manejar 3DS Max, pero el procedimiento es alarmantemente sencillo porque tan solo necesita una foto de una huella digital clara para funcionar. Darkshark explica que en total el proceso apenas le ha llevado 13 minutos.

Advertisement

El sensor del Galaxy S10 no es capacitivo como los que solemos encontrar en sensores de botón ubicados en la parte trasera de otros teléfonos, sino ultrasónico. Se supone que ello mejoraba la precisión y seguridad, pero parece que no es así de momento.

Enga√Īar al smartphone con una huella falsa para hacernos pasar por otra persona sigue siendo una estafa dif√≠cil de realizar porque para empezar hay que hacerse con el m√≥vil del usuario. El problema es que con cada vez m√°s bancos y sistemas de pago que usan identificaci√≥n por huella dactilar llegar√° un momento en el que sea rentable para los ladrones hacerse con un smartphone para desbloquearlo y usar la huella en plataformas como Samsung Pay o Apple Pay. [Imgur v√≠a The Verge]