Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Logran crear un hígado humano en miniatura dentro de un ratón

La ciencia de los transplantes ha dado un paso histórico con la creación del primer órgano complejo funcional a partir de células madre. Investigadores de la Universidad de Yokohama han logrado hacer crecer un pequeño hígado funcional en un ratón afectado de fallo hepático grave.

Hasta ahora, existía un punto de atasco en la investigación con células madre. Estas células embrionarias son conocidas por ser capaces de replicarse y cambiar hasta convertirse en cualquier otro grupo de células adultas del organismo. Desafortunadamente, una cosa es generar tejido celular, y otra muy distinta es conseguir que ese tejido se organice en estructuras tridimensionales tan complejas y funcionales como puede serlo un hígado o un corazón.

Advertisement

El procedimiento recien descubierto consiste en crear un pequeño conjunto de células similar a la yema desde la que nace una nueva rama en una planta. Esta yema agrupa células IPS y células con los marcadores para construir diferentes tipos de tejido (en este caso los asociados a un hígado).

Un ratón humanizado

Al ser implantadas en el cuerpo del animal, las células comenzaron a organizarse por sí mismas, creando las estructuras necesarias para acoplarse al sistema circulatorio del ratón y creciendo hasta formar un pequeño hígado con todas sus funciones. Por supuesto, se trata de un animal preparado para no rechazar un transplante de células humanas, ya que el hígado embrionario que se ha utilizado es cien por cien humano.

Advertisement

Una de las ventajas del sistema es que no utiliza células embrionarias puras, sino células IPS que se obtienen a partir de ‘retrasar el reloj biológico’ de células epiteliales. El procedimiento aún tiene que probarse durante años. Primero, el equipo de Yokohama tiene que ver cómo evoluciona y envejece el nuevo órgano. Aún hay muchas dudas sobre cómo reaccionarán estas células 'rejuvenecidas' al paso de los años. Después hay que lograr escalar el proceso para generar órganos humanos. El biólogo líder del proyecto, Takanori Takebe, cree que aún pasarán diez años antes de que este procedimiento llegue a las clínicas.

No obstante, el avance podría marcar el principio de un suministro inagotable de repuestos para el mercado de transplantes y la diferencia entre la vida y la muerte para muchos pacientes en espera. A corto plazo, la técnica podría emplearse para crear cultivos hepáticos con los que aplicar 'parches' en los hígados de pacientes enfermos y prolongar su esperanza de vida mientras llega el órgano definitivo. [Nature]

Advertisement

Foto: Cultivo celular de yemas [Takanori Takebe]

Share This Story