Photo: AP

Este sábado hubo boda real. Para más señas, fue una boda de la familia real británica: la más real de las familias. No asistieron líderes políticos ni reyes (excepto la reina de Inglaterra), pero el evento causó una gran expectación en todo el mundo al unir en matrimonio a la actriz estadounidense Meghan Markle con el siempre noticiable príncipe Harry. Y como ocurre siempre que algo causa una gran expectación, muchos le sacaron provecho económico.

Advertisement

Entre ellos, los propios invitados a la boda, que están vendiendo en eBay las bolsas de bienvenida que fueron repartidas en el castillo de Windsor, donde tuvo lugar la ceremonia. Verás: en una boda real hay muchos más invitados que en una boda convencional. Los novios invitaron a 600 personas selectas que tuvieron acceso al interior de la capilla de San Jorge, y a 1200 miembros del populacho que pudieron ver todo el movimiento desde fuera de la capilla, pero en los terrenos del castillo de Windsor al fin y al cabo.

Entre esos 1200 “miembros del público” había 200 trabajadores de la beneficencia, 100 escolares británicos, 500 empleados de la casa real y otros ciudadanos ilustres que sirven de alguna manera a sus comunidades. Como agradecimiento por su asistencia, estas personas recibieron in situ unas bolsas de regalos que ahora se están subastando en eBay con precios de salida de entre 25 y 400 libras, y que han llegado a alcanzar las £1020.

Advertisement

Pero no corras a hacerte con una, a menos que seas muy fan de Meghan y Harry, porque el contenido de las bolsas es francamente decepcionante. Dentro de cada bolsita de lona, los invitados encontraron una botella de agua de la marca Windsor Castle, una moneda de chocolate gigante con las iniciales “HM”, un imán para la nevera, una lata de galletas típicas del Reino Unido y un cupón con un 20% de descuento para la tienda de regalos del castillo. No me extraña que algunos hayan decidido vender la suya.

[Daily Mail vía The Cut]