Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Death Stranding

A Hideo Kojima le encanta meter celebridades en sus juegos. A resultas de esa afición, Death Stranding está lleno de caras conocidas. Una de ellas es la del presentador Conan O’Brien. Por razones aún poco claras, los jugadores han decidido inundar su casa de pis.

Advertisement

Si juegas a Death Stranding y te pasas por el refugio del personaje que interpreta O’Brien descubrirás enormes parches de setas creciendo por toda la entrada. En términos de juego, eso significa que otros jugadores han pilotado recientemente a su pequeño Norman Reedus hasta allí y han procedido a ordenarle que riegue el lugar con furiosos chorros de orín. A tenor de lo que sabemos por Reddit, esta tradición comenzó en noviembre con el lanzamiento del juego y pervive hasta nuestros días.

Recientemente visité el palacio del pis de Conan dentro del juego en compañía de un amigo mío que es fiel seguidor de la tradición. Mi amigo Jack O’Connor hasta ha creado una señal de prohibido hacer pis que ya tiene más de 500 me gusta. Su teoría es que los demás jugadores imaginan que ha sido el propio Conan el que la ha puesto ahí y se imaginan al pobre tipo cabreado y preguntándose si su casa volverá a oler alguna vez a otra cosa que no sea el penetrante aroma de la urea.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Captura de pantalla: Jack O’Connor

¿Por qué, en el nombre de todo lo que es sagrado en los videojuegos, la gente se sigue meando en el domicilio virtual de Conan O’Brien? ¿Qué ha provocado esta tormenta de pis de más de dos meses? ¿Es que odian su programa o su sección dedicada a los videojuegos? De nuevo, Jack O’Connor tiene una respuesta muy razonable al asunto:

Independientemente de si aman u odian a un famoso concreto, creo que lo que pasa es que la gente siente una gratificante sensación de libertad cuando usa la mecánica de hacer pis de un modo gracioso o provocador. Es casi imposible trolear a otros jugadores en Death Stranding, así que supongo que a la gente le divierte ver hasta donde pueden hacer crecer la montaña de hongos de pis con el agravante de desafiar el “domicilio” de un famoso.

Advertisement

Como colofón, decir que la casa de Geoff Keighley en el juego también está sufriendo este particular bombardeo, aunque en menor medida.

Share This Story

Get our newsletter