Luxemburgo, país en el que Skype tiene su sede mundial, ha iniciado una investigación sobre la compañía y su relación con la trama de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSA). Según asegura The Guardian, Skype, y de paso Microsoft, podría enfrentarse a multas millonarias si se demuestra que facilitó ilegalmente y en secreto datos de sus usuarios a EE.UU.

Si se demuestra que Skype envió información a EE.UU. incumpliendo las leyes locales y europeas de protección de datos, la compañía no solo se enfrentaría a multas, también a sanciones criminales y administrativas. Según The Guardian, la investigación se ha iniciado a petición del responsable del programa de protección de datos en Luxemburgo.

De momento, ni Skype ni Microsoft ha comentando nada oficialmente al respecto, y el máximo responsable de protección de datos en Luxemburgo, Gerard Lommel, tampoco ha hablado al respecto ya que la "investigación está en su curso".

Según datos filtrados por Edward Snowden el pasado Julio, la NSA habría estado utilizando Skype como uno de los programas para recabar datos de ciudadanos extranjeros fuera de EE.UU. Sin embargo, aún no está claro el nivel de relación y colaboración directa o no de la compañía con la NSA. Será algo que aclarará la investigación. [vía The Guardian]