Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Malasia castigará con hasta tres años de cárcel difundir noticias falsas sobre el covid

Imagen para el artículo titulado Malasia castigará con hasta tres años de cárcel difundir noticias falsas sobre el covid
Foto: Mohd Rasfan / AFP (Getty Images)

El gobierno de Malasia firmó el viernes una ordenanza contra las “noticias falsas” en un esfuerzo por acabar con la información errónea sobre la pandemia. Cualquier persona procesada por difundir noticias falsas se enfrenta a una multa máxima de 100.000 ringgits (aproximadamente 24.000 dólares) y hasta tres años de prisión.

Advertisement

La ordenanza tipifica como delito a cualquiera que “cree, ofrezca, publique, imprima, distribuya, haga circular o difunda cualquier noticia falsa” que cause temor al público, según el Jakarta Post. El único problema es que las “noticias falsas” no se definen en un sentido concreto, lo que lleva a los defensores de los derechos humanos a preocuparse de que se abuse de la nueva ordenanza.

El gobierno de Malasia explicó que los poderes de emergencia que se otorgó en enero en virtud de la crisis sanitaria del covid-19 permitió que la ordenanza entrara en vigencia el viernes sin la aprobación del parlamento. De hecho, el parlamento se ha suspendido hasta agosto en virtud de dicha ley de emergencia.

Malasia, un país de unos 32 millones de habitantes, ha identificado más de 319.000 casos de covid-19 desde que comenzó la pandemia, con 1200 muertes, según las últimas cifras del viernes. Los trabajadores de salud de Malasia han administrado 249.909 dosis de la vacuna contra el coronavirus desde que se implementó el programa de vacunación el 24 de febrero, según el Star.

El primer ministro Muhyiddin Yassin, un nacionalista conservador de 73 años que llegó al poder en circunstancias extrañas que no incluían el voto popular, ha estado en el cargo menos de un año. Muhyiddin de alguna manera convenció al rey de Malasia, Al-Sultan Abdullah, de que él era el primer ministro legítimo, derrocando a su oponente en el parlamento, y eso fue todo.

Como señala el Jakarta Post, el término “noticias falsas” no está definido en la ordenanza, por lo que los fiscales deben determinar quién puede haber infringido la ley. Y si el reciente ascenso al poder de Muhyiddin sirve de guía, seguramente habrá muchos abusos y extralimitaciones por el camino.