Más de medio millón de usuarios protestan a Apple por retirar la aplicación AppGratis. Los creadores del programa han creado una petición online para que Apple de marcha atrás. AppGratis cobraba por promocionar aplicaciones y enviaba notificaciones push con publicidad, dos reglas prohibidas en el AppStore.