Microsoft no podía ser menos. Apple, Samsung, Google... todas supuestamente tienen entre manos un reloj avanzado, un "smartwatch". Ahora, según el WSJ, los de Redmond también están en pleno proceso de fabricar el suyo propio. Según varias fuentes anónimas, Microsoft habría pedido a proveedores asiáticos la fabricación del aparato, que podría tener una pantalla táctil de 1,5 pulgadas. Igual que ocurrió con los tablets, no es la primera vez que Microsoft lo intenta antes que la competencia con los relojes.

En el 2004, Microsoft anunció un reloj llamado SPOT (Smart Personal Object Technology, en la foto debajo), que permitía leer titulares de noticias, ver la cotización de acciones, la predicción del tiempo, escuchar la radio o enviar mensajes a través de Messenger. El proyecto no funcionó y se canceló en 2008.

Microsoft no ha confirmado nada oficialmente sobre los planes con el reloj. Lo curioso esta vez, después de ver lo que ocurrió con los smartphones y las tabletas, es que los rivales de Apple han reaccionado al instante a los rumores de que la compañía podría lanzar un smartwatch. "¿Qué Apple prepara un reloj avanzado? Nosotros también". Sí, llegar el primero es importante, pero llegar con un producto impecable lo es aún más. [WSJ]

Advertisement