Lo cual, dicho sea de paso, no deber√≠a de extra√Īar. Fuentes cercanas a Microsoft han asegurado al Wall Street Journal que Microsoft est√° preparando sus propias gafas de realidad aumentada conectadas a internet. La compa√Ī√≠a se prepara, seg√ļn esta informaci√≥n, para no quedarse atr√°s en el momento que Google u otras compa√Ī√≠as lancen un producto de este tipo al mercado.

El rumor viene a sumarse al que ya conocemos sobre el supuesto smartwatch de Microsoft. Ambos tienen mucho sentido. Microsoft ya se perdi√≥ la primera oleada cuando el mercado de los smartphone explot√≥, y una de las prioridades de la compa√Ī√≠a es que no le ocurra lo mismo en el segmento de dispositivos para llevar que de avecina.

Seg√ļn analistas de Gartner o Canalys, este mercado tendr√° un volumen de unos 10.000 millones de d√≥lares para dentro de s√≥lo tres a√Īos. Actualmente se trata de dispositivos casi experimentales, muy limitados, y con un precio muy alto que disuade a los consumidores de probarlos. El mercado no est√° maduro, y casi todas las compa√Ī√≠as est√°n desarrollando tecnolog√≠a y esperando. ¬ŅSer√° 2016 el a√Īo de los smartwatch y las gafas electr√≥nicas? [WSJ]

Foto: Esquema de unas gafas inteligentes patentado por Microsoft y publicado a finales de 2012.