Microsoft Hardware acaba de hacer público su último prototipo en materia de periféricos de entrada. Se trata de un teclado capaz de reconocer los gestos de las manos sobre las teclas. El dispositivo, que aún está en fase de desarrollo, funciona de una manera muy similar a Leap Motion, y permite hacer scroll, aumentar o reducir el tamaño de una imagen, o saltar entre párrafos sin retirar las manos en busca del ratón o el touchpad.

En vez de utilizar cámaras, el prototipo se basa en una retícula de 64 sensores de infrarrojos distribuidos entre las teclas. Estos sensores generan una imagen de solo 64 píxeles, pero con una tasa de refresco muy rápida (300 hertzios). Un software analiza los cambios en la retícula y los relaciona con diferentes funciones que tradicionalmente obligan a retirar las manos del teclado, como hacer un simple scroll en una página.

El dispositivo aún no es muy preciso. Su porcentaje de acierto está entre el 75,6 y el 89,9%, pero todo es cuestión de afinarlo. Microsoft no ha ofrecido detalles sobre su posible comercialización. Os dejamos con un vídeo sobre su funcionamiento. [Microsoft Research vía Gizmag]