Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

¿Por qué golpeas el vaso de un chupito sobre la barra antes de un trago?

El origen podría deberse a una morbosa tradición en la antigüedad

We may earn a commission from links on this page.
Imagen para el artículo titulado ¿Por qué golpeas el vaso de un chupito sobre la barra antes de un trago?
Imagen: PXfuel (Other)

La mayoría sabemos cuál es el significado de brindar. Cuando hacemos sonar nuestro vaso contra el de un amigo antes de beber lo hacemos como señal de camaradería o celebración. Sin embargo, cuando vemos que llega una ronda de chupitos y la gente golpea el vaso sobre la barra o la mesa antes de beber, ¿qué demonios significa? ¿Cómo empezó semejante tradición?

La escena se repite a diario en cualquier bar. Un grupo pide chupitos o tragos cortos, y una vez los tienen servidos, levantan los vasos para luego bajarlos y tocar ligeramente la mesa o barra. El fin: supuestamente obtener un sonido o golpe satisfactorio antes de tomar el trago.

Como todo lo que pasa con el alcohol, lo cierto es que no está del todo claro cómo empezó esta tradición aunque, por supuesto, hay varias teorías. La primera de todas se podría decir que se adoptó hace relativamente poco tiempo. Se toca la mesa antes de beber como muestra de respeto por el establecimiento y quienes trabajan allí. Dado que el brindis es para tus amigos y la bebida en sí es para ti, tiene sentido añadir un pequeño reconocimiento al lugar que lo hizo posible.

Advertisement

La segunda es probablemente la más morbosa de todas y se remonta a la antigüedad, cuando los bebedores a veces “derramaban un trago”, literalmente vertían una bebida en el suelo, como tributo a los camaradas fallecidos o seres queridos que de otro modo habrían estado allí bebiendo con ellos.

Como explican desde el medio Vine Pair, muchos consideran que golpear con el vaso la barra es una forma moderna y menos derrochadora de hacer lo mismo.

Advertisement

Además de las dos teorías más aceptadas, hay otras, como aquella que dice que tiene sus raíces en una vieja superstición irlandesa según la cual golpear la mesa con el vaso elimina los malos espíritus de la bebida. [Vine Pair, Mental Floss]