En la prefectura de Wakayama (Japón), se encuentra un pequeño pueblo pesquero de poco más de 5 mil habitantes. Allí tienen uno de los buzones de correos más “profundos” del planeta. A 10 metros bajo el agua de las costas de Susami el buzón recibe una media de 1.000/1.500 paquetes al año.

Al parecer, la historia surgió como revulsivo a las deterioradas arcas del pueblo. Susami necesitaba un impulso turístico, y un residente tenía una idea insólita para el rescate. Al jefe de correos de la ciudad,Toshihiko Matsumoto, se le ocurrió que podrían establecer el primer buzón submarino del mundo. Quienes estuvieran dispuestos a darse el lujo podían ponerse un traje de neopreno y enviar las cartas a 10 metros de profundidad bajo el mar.

Advertisement

Este atractivo turístico nació en 1999, y por aquellas fechas supuso entrar en el libro Guinness como el buzón submarino más profundo del planeta. Actualmente, el propietario de la tienda de buceo, Hiroaki Yamatani, desciende cada día para recoger y entregar estas cartas a la oficina de correos. Hasta la fecha, y según los registros en Susami, se han enviado casi 38.000 cartas desde el mar.

Por cierto, como el agua del mar corroe constantemente y de forma severa la caja de hierro fundido, se utilizan dos buzones en rotación cada seis meses, permitiendo que cada uno sea restaurado y se vea atractivo para los turistas. [Great Big History]