Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Elizabeth Blackstock
14.1K
11
Save
Imagen: Tesla

Los coches eléctricos son el futuro de la industria automotriz. No hay fabricante de automóviles que no tenga en producción (o al menos en la mesa de diseño) un modelo de este tipo. Pero los eléctricos tienen que superar aún algunos problemas, y llevar remolque es uno de ellos.

Jason Fenske, de Engineering Explained, ahonda en esta cuestión con un interesante vídeo. ¿Qué problema tienen los coches eléctricos a la hora de remolcar otro objeto por la carretera? Según Fenske, dos: el precio y la densidad energética. Explicado de una manera muy burda: las baterías actuales son aún muy grandes comparadas con la potencia que proporcionan, y eso es un problema a la hora de remolcar.

En su nivel más básico, la energía está determinada por la fuerza necesaria para mover un objeto (en este caso un coche) multiplicada por la distancia a la que vamos a moverlo.

Advertisement

Fenske calcula esa energía en kilovatios por hora. Sabemos que el Tesla Model X tiene unas baterías equivalentes a unos 100 KWh. El Tesla Cybertruck debería tener más o menos el doble de esa cantidad a tenor de las especificaciones de autonomía dadas por Tesla.

Ahora llega el turno de los vehículos de combustión. Fenske calcula que un galón de gasolina (la medida es del sistema imperial, pero eso no es relevante ahora mismo) proporciona 33,7 KWh. Eso significa que el Ford F150 proporciona entre 775 y 1.200 KWh con el depósito lleno en función de la versión de esta camioneta que tengamos (la hay con dos tanques de gasolina de diferentes tamaños). Como podemos ver, la energía que almacenan los vehículos de combustión ya es muy superior de entrada.

Captura de pantalla: Engineering Explained (YouTube)

Aplicado a escenarios del mundo real, si usas el automóvil eléctrico para transportar tu peso y el de unos cuantos ocupantes o equipaje todo va bien. La batería se irá descargando a un ritmo aceptable. Pero si añades un peso considerable como otro coche o un remolque comienzan a aparecer problemas.

Advertisement

Los coches eléctricos son realmente eficientes en la gestión de su energía (necesitan mucha menos energía por kilómetro que uno de gasolina. Es es sin duda su mayor avance), pero esa eficiencia desciende de manera dramática cuando añadimos peso extra. En la mayor parte de situaciones que Fenske describe, los coches eléctricos necesitan más energía para remolcar algo que la que tienen disponible. El Tesla Model X, por ejemplo, tiene 328 millas de autonomía, pero esa autonomía se ve recortada a poco más de 100 con un remolque medio como el que Fenske usa para sus cálculos, circulando a una media de 100 Kmh, y con un 1% de inclinación de la carretera. Habría que parar a repostar aproximadamente cada hora y media. el Tesla Cybertruck obviamente puntúa mejor, pero sigue teniendo que parar a repostar tantas veces que haría que el viaje no mereciera la pena.

Imagen: Tesla
Advertisement

Ahora mismo, los vehículos eléctricos son un poco como las personas. Cualquier individuo que no tenga problemas de salud puede caminar a un ritmo aceptable durante horas, pero si le pones a esa persona una mochila enorme con un peso que casi iguala al suyo, se cansará muy rápido. Técnicamente, un coche eléctrico puede remolcar objetos, pero eso equivale a decir que yo puedo correr una media maratón. Soy físicamente capaz de hacerlo, pero probablemente llegue a la línea de meta vomitando y casi sin poder caminar. Eso si llego.

La buena noticia es que a partir de aquí solo hay margen para mejorar. Los automóviles eléctricos acaban de comenzar su andadura, como quien dice. La capacidad de las baterías está destinada a mejorar, lo que significa que su capacidad para remolcar otros objetos mejorará también drásticamente. El hecho de que los coches eléctricos sean malos remolcando ahora no significa que vayan a ser malos siempre. [Engineering Explained]

Share This Story

Get our newsletter