Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Imagen: Shutterstock

Un cable es un cable, ¿verdad? No exactamente. Si bien no debería haber ninguna diferencia de un cable USB sobre otro (es principalmente la cubierta protectora alrededor del cable y un montón de marketing), algunos han descubierto que sus teléfonos Pixel 4 se ponen algo inquietos dependiendo del cable USB que estén usando para cargarlos. Elije el cable incorrecto, y podrías encontrarte con un pisapapeles en lugar de un dispositivo completamente cargado cuando te despiertes para comenzar el día.

Android Authority pasó algún tiempo conectando el Pixel 4 a varios cargadores y cables, y esto es lo (poco) que pudieron descubrir:

“La serie Pixel de Google se basa en USB Power Delivery (PD) como la tecnología de carga principal. Esta es la tecnología que encontrarás en los cargadores de Google. Funciona maravillosamente, registrando alrededor de 15W. El Pixel 4 se carga muy bien con otros cargadores que admiten la entrega de energía USB a través de conectores USB-C a USB-C, incluidos los cargadores Pixel más antiguos y productos USB PD de terceros.

Por tanto, USB-C a USB-C funciona bien. Sin embargo, al principio no pude hacer que el Pixel 4 se cargara con otros cargadores USB-A. Los puertos de carga rápida, los de carga USB BC 1.2 e incluso los puertos USB estándar en mi PC y portátil no funcionaban. De hecho, fue solo cuando cambié a otro cable que pude hacer que el Pixel 4 se conectara a estos dispositivos. Sin embargo, todos los demás teléfonos que probé, incluidos Google Pixel 3 y Pixel 3a, funcionan bien con este mismo cable”.

Advertisement

El editor senior del medio, Robert Triggs, terminó probando 18 cables USB diferentes con su Pixel 4, y parece que tuvo problemas para que los cables 5A funcionen con su dispositivo. Esos son “cinco amperios” o la corriente máxima permitida por USB-PD que estos cables más elegantes (con conectores de color púrpura) supuestamente pueden soportar. ¿Lo extraño? Parece que estos cables pueden cargar otros teléfonos, pero no el Pixel 4.

Foto: Ugreen

En cuanto a por qué ocurre, Triggs especula lo siguiente:

“Lo que sí sabemos es que algunos cables USB-C a USB-A no proporcionaron (y tal vez todavía no) la resistencia pull-up correcta de 56kΩ utilizada para identificar correctamente los dispositivos legales. Google ahora puede estar bloqueando la carga con cables que no cumplen con esta especificación. Esa sería una característica de seguridad útil, aunque nunca he tenido ningún problema con estos cables que he estado usando durante años”.

Advertisement

No he experimentado este problema con los diversos cables que uso para cargar mis Pixels. Sin embargo, he notado que mi cargador de Chromebook USB-C se niega a suministrar energía a mi MacBook Pro (o este último se niega a aceptarlo), a pesar de que el cargador USB-C de MacBook Pro carga mi Chromebook sin problemas. (Asumí que mi Chromebook estaba roto hasta que me di cuenta del problema y cambié a su propio cargador).

Este es mi consejo: cuando estés cargando tus dispositivos, tómate un segundo para confirmar que realmente se están cargando. Y cuando puedas, verifícalos. Si parece que se están cargando increíblemente lento, considera cambiar a un cable o adaptador USB diferente para ver si es mejor.

Advertisement

Esta es la forma más básica de solución de problemas que puedes hacer, pero es algo en lo que mucha gente (incluido yo mismo) no piensa demasiado. Tendemos a suponer rápidamente que hay un problema con el dispositivo que se está cargando, en lugar de lo que estás utilizando para cargarlo. Prueba diferentes combinaciones de cables y adaptadores, y esa podría ser toda la solución del problemas que necesitas cuando observas algo que simplemente no se enciende.

Share This Story

Get our newsletter